Los universitarios norteamericanos valoran más la “diversidad” que el derecho a la libertad de expresión.

Los universitarios norteamericanos valoran más “un entorno diverso e incluyente” que el derecho a la libertad de expresión garantizado de manera preeminente en la Constitución de Estados Unidos.

Así se desprende de un reciente estudio elaborado por las consultoras Gallup y Knight Foundation que llega en un momento turbulento en los campus universitarios de este país, donde multitud de alumnos desafían constantemente la esencia de la Primera Enmienda, exigen que se censure a conferenciantes y profesores a quienes consideran “polémicos” y tratan de boicotear a docentes conservadores a quienes acusan de pronunciar “discursos de odio”.

Cuando se les pidió que eligieran entre diversidad y libertad de expresión, alrededor del 53 por ciento de los estudiantes entrevistados para el estudio eligieron la diversidad, frente al 46 por ciento que prefirieron proteger la libertad de expresión. El análisis se realizó sobre entrevistas telefónicas realizadas a 3.014 estudiantes de entre 18 y 24 años, repartidos por un centenar de instituciones educativas, tanto públicas como privadas, de todo el país.

Cuando los autores del trabajo analizaron más en profundidad los datos obtenidos, descubrieron que alrededor del 61 por ciento de los hombres prefirieron proteger el derecho de libertad de expresión por encima de un campus diverso e inclusivo (39 por ciento). Por el contrario, el 64 por ciento de las mujeres cree que la diversidad es más importante, frente al 35 por ciento que escogió la libertad de expresión.

Las diferencias también se hicieron patentes con la raza. Los estudiantes blancos tendieron a valorar más la libertad de expresión: el 52 por ciento en comparación con el 47 por ciento que eligió la diversidad y la inclusión. Mientras que alrededor del 68 por ciento de los estudiantes negros dijeron que la diversidad era más importante en comparación con el 31 por ciento de la libertad de expresión.

“Vemos campus cada vez más diversos, mucho más diversos de lo que hubieran sido hace una generación”, dijo Sam Gill, de la Fundación Knight. Por lo tanto, dijo Gill, “las universidades y sus líderes se están adaptando a las demandas de los estudiantes contemporáneos, creando nuevos puestos de trabajo y oficinas que responden a los pedidos de diversidad de los estudiantes”.

La Fundación Knight y Gallup realizaron una encuesta similar en 2016 y encontraron resultados parecidos, aunque los datos actuales inciden todavía más en que los estudiantes prefieren “la protección de la diversidad” que la libertad de expresión.