EE.UU. y Colombia comprometidos en lucha contra las drogas.

Comparte este artículo:

El vicepresidente de EE.UU. Mike Pence se reunió con su homólogo colombiano el viernes 17 de noviembre en Washington, DC.

El vicepresidente de EE.UU. Mike Pence se reunió con su homólogo colombiano el viernes 17 de noviembre en Washington, DC.

Decidido a combatir las mafias y el narcotráfico, el vicepresidente de Colombia, general Oscar Naranjo, se reunió el viernes con su homólogo estadounidense, Mike Pence para compartir los esfuerzos del país sudamericano y estrechar vínculos de cooperación con su aliado del norte.

A través de un mensaje en su cuenta de Twitter, el vicepresidente de EE.UU. señaló que discutió con Naranjo sobre la lucha contra las drogas en seguimiento a su encuentro en Colombia el pasado mes de agosto.

Pence también dejó claro durante el encuentro que tanto él como el presidente Donald Trump están comprometidos en reducir el tráfico y la producción de drogas.

En un comunicado de la Casa Blanca se señala que durante el encuentro entre Pence y Naranjo se discutieron las oportunidades para amplificar las operaciones de interdicción que puedan evitar que los envíos de drogas existentes lleguen a las costas de EE.UU.

También en la agenda

Ambos líderes discutieron sobre la crisis en Venezuela, expresaron su profunda preocupación por el deterioro de la situación y reiteraron su firme compromiso de apoyar la restauración de la democracia en ese país.

Naranjo se reunió con Pence cumpliendo con una importante agenda en Washington, DC en la que aprovechó también para reunirse con legisladores y participar de conferencias en organizaciones como The Wilson Center y el Atlantic Council.

Durante su primer día en Washington, el vicepresidente colombiano se reunió con el director de la DEA, Robert W Patterson y propuso operar una iniciativa conjunta entre EE. UU., México y Colombia para potenciar las labores contra el narcotráfico.

El vicepresidente de Colombia también se reunió con miembros de la Cámara de Comercio estadounidense para discutir las oportunidades de inversión en una Colombia post conflicto de casi siete millones de colombianos.


Comparte este artículo: