Mike Pence, frente a venezolanos exiliados en Miami: “No permitiremos que Venezuela se desmorone”

Frente a representantes de la comunidad venezolana en Miami, el vicepresidente estadounidense Mike Pence calificó al régimen de Nicolás Maduro como “brutal y bárbaro” y vaticinó una “solución pacífica” junto a los países de la región.

“Estaremos con ustedes hasta que la democracia sea restablecida en Venezuela”, afirmó Pence en un discurso dirigido a los miles de venezolanos que dejaron su país huyendo de la crisis económica, social y política.

Y agregó: “Pueden tener confianza que con el presidente Trump los escuchamos y estamos de su lado. No permitiremos que Venezuela se desmorone. El gobierno de EEUU ya ha aplicado sanciones contra el régimen de Maduro, y habrá más; tenemos muchas opciones y vamos a lograr una solución pacífica para ese pueblo”.

“Como el presidente Trump ha dicho, EEUU está del lado de todo el pueblo de nuestro hemisferio que quiere ser libre”, concluyó el vicepresidente.

Marco Rubio (Reuters)

Marco Rubio (Reuters)

El senador republicano Marco Rubio, uno de los dirigentes norteamericanos que más ha denunciado las violaciones a los derechos humanos de la dictadura de Maduro, también tomó la palabra durante el acto e instó a los venezolanos a no darse por vencidos: “En Estados Unidos hay una administración que está con ustedes”.

Asimismo, reiteró sus acusaciones contra el régimen por sus vínculos con el narcotráfico. “Aquí sabemos quienes son los líderes del régimen chavista. El vicepresidente Tareck El Aissami es un narcotraficante”, apuntó. Y volvió a calificar a Diosdado Cabello como “el Pablo Escobar de Venezuela”.

Rubio también aprovechó su pronunciamiento para exigir “elecciones libres” y “libertad” para los presos políticos. “Jamás vamos a aceptar como legítimo este sistema creado por estos tiranos, criminales y narcotraficantes”, concluyó, en referencia a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) impulsada por Maduro.

Donald Trump y Mike Pence (Getty)

Donald Trump y Mike Pence (Getty)

Activistas, líderes comunitarios y exiliados venezolanos acudieron este miércoles a un acto del vicepresidente Mike Pence sobre la crisis con el régimen de Nicolás Maduro. El tema del encuentro fue la “continua devastación y disturbios” en Venezuela, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Desde temprano los venezolanos colmaron la iglesia católica Nuestra Señora de Guadalupe, algunos con gorros, camisetas y banderas venezolanas. En la cita participaron también el gobernador de Florida Rick Scott y los legisladores cubano-estadounidenses Marco Rubio y Mario Díaz Balart.

La reunión tuvo lugar pocos días después del viaje de Pence a Colombia, Argentina, Chile y Panamá, donde el foco de atención fue Venezuela. Ante los líderes latinoamericanos el vicepresidente intentó suavizar el mensaje que dio Donald Trump cuando mencionó que Estados Unidos considera una acción militar en la nación sudamericana.

En Estados Unidos viven cerca de 273.000 venezolanos, un tercio de ellos el sur de Florida, de acuerdo con información de la oficina del censo de 2015. La cifra probablemente sea mayor en la actualidad debido a la cantidad de gente que ha llegado en los últimos dos años huyendo de la crisis de su país.