¿Pena de muerte para terroristas?

En las páginas de Israel Hayom, Haim Shine se muestra contrario a la aplicación de la máxima pena incluso en casos como el de la escalofriante matanza antisemita de Halamish, que ha conmovido a la sociedad israelí.

(…) por mucho que comprenda lo que motiva tales demandas, creo que la ejecución de terroristas sería un error.

Uno de los principales objetivos de la pena de muerte es disuadir a [potenciales] criminales. Pero los terroristas palestinos están embarcados en operaciones suicidas. Cuando se disponen a perpetrar sus crímenes, saben, y quizás desean, que no saldrán vivos. Su infame aspiración es convertirse en mártires. Esto quiere decir que la pena de muerte no tendrá en ellos un efecto disuasorio. De hecho, el mantenerlos entre rejas es un peor castigo para ellos, dado que les priva de las vírgenes que les han sido prometidas. (…)

(…) la Misná nos dice que es demasiado incluso la ejecución de una persona cada 70 años. Israel no debería perder de vista su propia tradición.

Otro propósito de la pena de muerte es procurar una herramienta para [dar satisfacción a] nuestra natural necesidad de venganza. Pero también esto es incongruente con nuestros valores como pueblo.