Inmenso el financiamiento de Irán a grupos terroristas.

El grupo terrorista libanés Hezbolá recibe de Irán cerca de 75 millones de dólares al año, le otorga 50 millones de dólares al Hamás para su presupuesto y cerca de 70 millones de dólares al grupo terrorista palestino Jihad Islámica.

En el marco de la Conferencia de Herzliya, Hertzi Halevi, el jefe del servicio de inteligencia de las Fuerzas de Defensa de Israel reveló estos datos el día miércoles en su participación en el evento anual. “Teherán está actuando para transferir armamento exacto y avanzado a Líbano y Yemen” señaló. Israel no puede ignorar este traspaso de armas hacia la región y ya se encuentra actuando sobre ello.

El general se preguntó por qué Irán lanzó misiles en contra del ISIS en Siria cuando pudo haber utilizado los grupos armados rebeldes en tierra a los que da soporte, a lo que considero que pese a ser un ataque fallido, de no deja de ser una acción preocupante.

Culpó al Hamás del problema de suministro electricidad y de la insuficiencia de materiales para construcción que está ocurriendo en la Franja de Gaza. “Israel ha permitido entrar cuatro veces el volumen de materiales de construcción requeridos para uno de los edificios más grandes del mundo, pero el Hamás usa estos materiales para la guerra, no para ese propósito” señaló Halevi.

Consideró que el problema de fondo de este problema del suministro de energía eléctrica es una “asunto interno palestino” entre el Hamás y Fatah, el partido político que gobierna en Judea y Samaria.

Añadió que Israel debe de hacer que el Hamás establezca sus prioridades, ya sea que quiera implementar el bienestar de sus habitantes en Gaza o que prefiera seguir armándose en perjuicio de ellos.

Fuente: The Jerusalem Post