Donald Trump: “El aislamiento de Qatar podría ser el inicio del fin del terrorismo”

El aislamiento de Qatar “podría ser el inicio del fin del terrorismo”, afirmó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su cuenta de Twitter.

“Es bueno ver que la visita a Arabia Saudita y el encuentro con el rey y los 50 países está pagando. Dijeron que asumirían una línea dura sobre la financiación del terrorismo, apuntando a Qatar. Quizás esto sea el inicio del fin del horror del terrorismo”, escribió Trump, en alusión a la cumbre que mantuvo en Riad, durante su primer viaje al exterior a fines de mayo.

Arabia Saudita, Egipto, Bahrein, Emiratos Arabes Unidos, y Yemen, además de Libia y las Maldivas, rompieron el lunes relaciones diplomáticas con Qatar, al que acusaron de financiar el terrorismo en la región.

El pequeño y moderno emirato es sin embargo aliado de Estados Unidos y contiene una base militar norteamericana con 10 mil soldados.

Tras la ruptura de relaciones diplomáticas con el emirato de Qatar por parte de Arabia Saudita y sus aliados del Golfo y Egipto, ambas partes mostraron hoy posturas irreconciliables mientras comenzaron los intentos de mediación de terceros países, entre ellos Turquía y Kuwait.

Qatar volvió a rechazar cualquier tipo de tutela por parte de otro país del Golfo, dijo el ministro de Exteriores, Mohammed Bin Abdulrahman Al Thani, en declaraciones a la emisora qatarí Al Jazeera. Sin embargo, también aseguró que no habrá respuesta a la medida unilateral de ayer para no provocar una escalada de la situación.

“No sabemos si tras esta crisis se ocultan motivos reales u ocultos que no conocemos”, añadió, asegurando que no puede explicar la escalada del conflicto. Su país, reiteró, fue expuesto a una campaña mediática sin parangón que difunde mentiras y daña a la nación.

Por su parte, los Emiratos Árabes Unidos (EAU), uno de los países que rompió relaciones diplomáticas, volvió a acusar al emirato de poner en peligro la estabilidad y la seguridad en la región. El ministro de Exteriores, Anwar Karkash, tuiteó que el conflicto sólo puede resolverse si Qatar cambia su provocadora política.

Arabia Saudita, Emiratos y Bahrein, así como Egipto, acusaron a Qatar de apoyar a organizaciones terroristas como el ISIS y de tener buena relación con Irán, potencia shiíta que se disputa la hegemonía regional con la sunnita Riad.

Trump señaló por su parte que quiere hablar con todas las partes de la crisis, según fue citado por la Casa Blanca. Washington es un estrecho aliado tanto de Riad y sus aliados del Golfo como de Qatar. Pero por Twitter, el presidente se mostró menos conciliador, más bien todo lo contrario.

Kuwait está intentando mediar en el conflicto. El emir del país, Sabah al Ahmed al Yabir al Sabah, pidió a su homólogo qatarí en una llamada telefónica que de una oportunidad a los esfuerzos de distensión. Además, está viajando a Arabia Saudita, informó la agencia de noticias Kuna sin dar detalles.

Kuwait, además de Omán, forman parte del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), que se ha visto inmersa en una de sus crisis más graves desde 1981. El resto de sus miembros están implicados en la ruptura de relaciones diplomáticas.

También el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, está intentando actuar como mediador, y se puso en contacto con el presidente ruso, Vladimir Putin, así como con varios países árabes, entre ellos Qatar, con quien tiene estrechas relaciones.

Grecia, por su parte, asumió la representación diplomática de Egipto en Doha y manifestó su intención de aprovechar sus contactos con los países árabes para mediar en la crisis.

Además de los países del Golfo y Egipto, también Yemen rompió el lunes sus contactos diplomáticos con Qatar. Todos ellos cerraron sus fronteras y suspendieron el tráfico áereo con el emirato, aislando al país que se espera acoja el Mundial de Fútbol de 2022.

Tras esa medida, las autoridades saudíes revocaron hoy los permisos de operación de la aerolínea nacional qatarí y ordenaron el cierre de todas las oficinas de Qatar Airlines en el país en las próximas 48 horas.

Por el momento, la crisis diplomática no tuvo grandes repercusiones económicas. La Bolsa de Qatar cayó ligeramente pero después se estabilizó aunque sigue sometida a una fuerte presión, así como su divisa, el riyal qatarí.

La relación de varios países del Golfo con Qatar es tensa desde hace tiempo. Hace unos tres años, Arabia Saudita, Bahrein y los EAU retiraron de Qatar a sus embajadores durante algunos meses, alegando principalmente el apoyo del emirato a los Hermanos Musulmanes egipcios.

Un nuevo incidente hizo escalar la tensión a finales de mayo, al publicarse un artículo en la agencia de noticias estatal de Qatar que afirmaba que el emir Tamim bin Hamad alThani criticaba a los países vecinos y señalaba que Irán era una “potencia regional islámica que no podía ser ignorada” y no sería inteligente luchar contra ella.

Irán, potencia shiíta, se disputa la hegemonía regional con Arabia Saudita y otros países del Golfo sunnitas.

Qatar es uno de los países más ricos del planeta gracias a sus grandes reservas de petróleo y gas natural. Es conocido por ser sede de la emisor de noticias Al Jazeera, forma parte de la la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y es aliado militar de Washington: al sur de la capital, Doha, se encuentra la base militar de Al Udeid, la mayor del Ejército estadounidense en el mundo árabe.