Donald Trump honró a los militares caídos en combate y pidió homenajearlos “por mil años más”

(Reuters)
(Reuters)

Donald Trump participó este lunes en un acto homenaje por el Día de los Caídos en guerra y declaró la fecha como  día de “rezo y de paz de permanente”, con un sobrio y clásico discurso en el Cementerio de Arlington, a las afueras de Washington.

El mandatario pronunció un mensaje destacando la valentía de los uniformados y la defensa de los valores norteamericanos, y envió un saludo especial a las familias.

La solemne ceremonia, en el cementerio donde están enterrados militares fallecidos en las guerras en las que ha participado EEUU, comenzó con una ofrenda floral en la Tumba al Soldado Desconocido.

Trump pidió a los ciudadanos estadounidenses que utilicen este día “para mirarse a los ojos los unos a los otros” y agradecer a todas esos soldados que han dado la vida por su país. “Aquí, en este santuario, honramos a los más nobles entre nosotros, los hombres y mujeres que pagaron el precio final por la victoria y por la libertad. Tengamos el compromiso de contar sus historias hoy y por los próximos mil años“, indicó el mandatario.

“Todos comparten un título en común, y es el título de héroe. Es por familias como las vuestras que todas nuestras familias están seguras y viven en paz”, apuntó el mandatario, recordando a algunos de los últimos militares fallecidos en combate.

Trump también tuvo palabras para los militares que actualmente se encuentran en activo, y recordó su papel fundamental en los retos que ahora enfrenta el país, donde “una nueva generación de patriotas estadounidenses están luchando para ganar la batalla contra el terrorismo“.

VIDEO  (Via Libertad USA)