FRANCIA: Izquierdistas y musulmanes atacan la sede de campaña de Marine Le Pen.

Ultraizquierdistas e inmigrantes musulmanes intentan incendiar el centro de campaña de Marine Le Pen (Frente Nacional)

La sede de campaña de la candidata de la derecha alternativa a la presidencia francesa Marine Le Pen fue atacada la madrugada de este jueves por manifestantes ultraizquierdistas, muchos de ellos de origen africano, que intentaron incendiar el lugar, a 10 días de la primera vuelta electoral.

Los bomberos “controlaron rápidamente” el fuego que se declaró en la planta baja del edificio que alberga la sede en París de la candidata del Frente Nacional (FN) por lo que los daños fueron menores, indicó un portavoz.

El origen del fuego “no es natural, es probablemente de origen criminal”, precisó una fuente policial. En la fachada del inmueble se encontró la inscripción “FN vs. KLX”. Un grupo que dijo denominarse Luchar contra la Xenofobia se atribuyó el ataque y dijo que fue realizado con bombas molotov, aunque las investigaciones no hallaron rastros de aquellas.

“Supongo que se trata de un acto probablemente cometido por un grupúsculo de extrema izquierda. Estos grupúsculos actúan con total impunidad desde hace meses”, reaccionó Le Pen este jueves.

Francia celebrará las presidenciales el 23 de abril. Le Pen, que sostiene un discurso antiinmigración y de oposición a la Unión Europea, encabeza las encuestas para la primera vuelta de los comicios con alrededor 24 por ciento de la intención de voto, con un empate técnico con el candidato independiente socioliberal Emmanuel Macron.

En la segunda vuelta, programada para el 7 de mayo, Macron superaría ampliamente a la candidata del Frente Nacional. En tanto, el izquierdista Jean-Luc Mélenchon ha remontado varios puntos en las encuestas en las últimas semanas, luego de multitudinarios eventos y destacadas participaciones en los debates televisados, y ya se ubica en el tercer lugar, superando al conservador François Fillon. Por su parte, el oficialista Benoit Hamon ha perdido apoyo en las últimas semanas.

Teniendo en cuenta el importante número de indecisos a menos de dos semanas de los comicios y el margen de error en los sondeos, las posibilidades de cualquiera de los candidatos a la presidencia gala siguen intactas.