Cerebro del 9/11 a Obama: los ataques fueron impulsados por el apoyo estadounidense a los “judíos ocupantes”

En una carta, Khalid Sheikh Mohammed cita las muertes en Gaza y las bombas atómicas lanzadas sobre Japón entre las políticas estadounidenses como culpa del atentado del World Trade Center

El autoproclamado cerebro de los ataques del 11 de septiembre escribió al ex presidente Barack Obama para decirle que el 11 de septiembre fue resultado directo de la política exterior estadounidense y de la muerte de personas inocentes que causó, incluso entre los palestinos en la Franja de Gaza.

La carta de 18 páginas de Khalid Sheikh Mohammed fue dirigida a “la cabeza de la serpiente, Barack Obama”, líder del “país de opresión y tiranía”.

“Sus manos todavía están húmedas con la sangre de nuestros hermanos y hermanas y los niños que murieron en Gaza”, escribió en el párrafo inicial.

El abogado defensor de Mohammed, David Nevin, proporcionó una copia de la carta, que aún no se ha publicado en el sitio web del ejército estadounidense para el proceso judicial de Guantánamo. Dijo a AFP que Mohammed comenzó a escribirlo en 2014.

La carta está fechada el 8 de enero de 2015, pero llegó a la Casa Blanca sólo dos años después en los últimos días de la presidencia de Obama, según un reporte de prensa, luego de que un juez militar ordenara al campamento de la prisión de Guantánamo donde está recluido Mohammed que la enviara.

“No fuimos nosotros quienes iniciamos la guerra contra ustedes el 11 de septiembre; fueron ustedes y sus dictadores en nuestra tierra”, escribió.

Visto desde la autopista de Nueva Jersey, el humo de las torres gemelas del World Trade Center en la ciudad de Nueva York después que los aviones se estrellaran en ambas torres, el 11 de septiembre de 2001. (JTA / AP / Gene Boyars)

 

Dice que Dios estuvo del lado de los secuestradores ese fatídico día en que los aviones fueron guiados a las Torres Gemelas en Nueva York, el Pentágono y un campo en Pensilvania.

“Alá nos ayudó a actuar el 11 de septiembre, destruyendo la economía capitalista, atrapándolos con los pantalones bajados y exponiendo toda la hipocresía de su eterna reivindicación de democracia y libertad”, escribió Mohammed.

Enumerando muchos agravios sobre las “masacres brutales y salvajes” desde Vietnam hasta las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki, Mohammed enfocó su ira contra la difícil situación de los palestinos y el apoyo de Estados Unidos a Israel y a los “judíos ocupantes”.

‘La verdad sobre la muerte’
Junto con la carta, Mohammed envió un manuscrito de 51 páginas titulado “¿Moriré cuando los cruzados lleven a cabo la pena de muerte? La Verdad sobre la Muerte”. Se ilustra con una imagen de una soga.

El ex presidente Barack Obama saluda al subir a un helicóptero de la Marina en el frente este del Capitolio, el viernes, 20 de enero de 2017, en Washington, después de la investidura de Donald Trump. (AP / Evan Vucci)

 

Mohammed, que se enfrenta a una posible pena de muerte por presuntamente dirigir los secuestros aéreos que mataron a casi 3.000 personas, dice que no tiene miedo de morir.

“¡Hablo de la muerte con alegría!”, Escribió.

A Mohammed se le aplicó 183 veces el método de tortura conocido como “submarino” en marzo de 2003 y se lo retuvo en un lugar secreto de la CIA en el extranjero.

En la carta, explicó que “si tu tribunal me condenara a cadena perpetua, estaré muy feliz de estar solo en mi celda para adorar a Alá el resto de mi vida y arrepentirme de todos mis pecados y fechorías”.

“Y si tu corte me condena a muerte, seré aún más feliz de encontrar a Alá y a los profetas y ver a mis mejores amigos a quienes mataste injustamente en todo el mundo y ver al jeque Osama Bin Laden”, agregó, refiriéndose al líder de al-Qaeda muerto en una incursión estadounidense en 2011 en Pakistán.

Fuente: Arutz Sheva – Traducción: Silvia Schnessel – © EnlaceJudíoMéxico