Musulmanes atacan a la policía y queman una iglesia en Dortmund (Alemania)

Musulmanes de origen sirio atacaron a la policía y prendieron fuego a una iglesia de Dortmund (Alemania) la noche de Fin de Año

Al grito de “Allahu Akbar” (Alá es grande), más de un millar de inmigrantes, en su mayoría sirios, lanzaron fuegos artificiales contra la policía en la ciudad alemana de Dortmund la noche de Fin de Año, según ha reconocido un portavoz del gobierno local.

La misma fuente informa también que los inmigrantes musulmanes prendieron fuego a una iglesia histórica, la Reinoldkirche. La rápida y eficaz labor de los bomberos impidió que el suceso deviniese tragedia.

Hace unos meses, patriotas alemanes entraron en la misma iglesia y desplegaron en una de sus torres una bandera nacional con el siguiente texto: “Detengan la islamización”. La prensa germana al servicio del mundialismo se empleó a fondo contra los patriotas e incluso exigieron la ilegalización de las formaciones políticas de la derecha identitaria. Como ya es habitual, el incendio de una iglesia a manos de inmigrantes musulmanes apenas ha tenido cobertura mediática.

Algunos, incluso, en un ejercicio de impudicia difícilmente superable, atribuyeron el incendio a “fuegos artificiales extraviados”. Le faltó decir que el suceso “accidentado” se debió al exceso de un grupo de sirios que celebraban pacíficamente el alto el fuego en su país.