Trump salvó a Israel del “golpe” diplomático de Obama en la ONU, dijo funcionario en Jerusalem

Después de que Egipto retiró la resolución anti-asentamientos horas antes de votar, un funcionario sin nombre dijo a canal 2 que el presidente electo respondió a la llamada de Netanyahu pidiendo ayuda.

El esfuerzo por impulsar una resolución anti-asentamientos en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el jueves, constituyó un “golpe” diplomático del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, contra el primer ministro Benjamin Netanyahu y la empresa de asentamientos, según una fuente de Jerusalem citada por la televisión israelí el jueves por la noche.

La resolución, presentada por Egipto durante la noche del miércoles al jueves, fue retirada por El Cairo horas antes de que su votación el jueves por la noche.

De acuerdo con el Canal 2 de Israel, Egipto acordó retirar la resolución después de que el presidente Abdel-Fattah el-Sissi recibiera “mensajes” del equipo de transición del presidente electo Donald Trump instándolo a hacerlo.

Una fuente diplomática egipcia dijo a Reuters que El Cairo podría haber retirado la resolución con el fin de mantener vínculos positivos con la llegada del gobierno de Trump. “Nosotros [los estados árabes] estamos buscando una manera de asegurar relaciones constructivas con esta nueva administración. No está claro si esto [la resolución] ayuda a eso, o si podría incluso obstaculizarlas”, dijo el diplomático sin nombre.

Informes previos no confirmados el jueves afirmaron que la Administración Obama se preparaba para abstenerse en la votación, y no emplearía su veto.

El secretario de Estado, John Kerry, tenía previsto dar un discurso, en el que presumiblemente explicaría la maniobra diplomática, pero ese discurso fue cancelado cuando Egipto retiró la resolución.

“Después de tomar conciencia de que la administración estadounidense no vetaría la resolución anti-israelí, funcionarios israelíes contactaron al equipo de Trump para pedir la ayuda del presidente electo para evitar la resolución”, dijo un funcionario israelí a la AFP el viernes.

Los ministros árabes de relaciones exteriores se reunían el jueves en El Cairo para discutir los próximos pasos en la lucha diplomática, y la misma resolución, u otras, podrían ser introducidas dentro de horas o días.

La decisión de El Cairo de retirar la resolución marcó los primeros frutos de la “cooperación entre Trump y Netanyahu contra Obama”, informó Channel 2.

Dijo que Netanyahu pidió ayer la asistencia del presidente electo de Estados Unidos, como parte de un intenso acercamiento diplomático para frustrar la resolución, que pedía un alto total a la actividad de asentamientos israelíes y potencialmente allanaba el camino para presionar sanciones contra Israel. Trump instó públicamente al gobierno de Obama a vetar la resolución; en privado, dijo Canal 2, el equipo Trump transmitió mensajes a El Cairo para que retirara el texto.

En señal de advertencia, señaló el canal 2, el presidente Barack Obama aún no había declarado, a primeras horas de la tarde del jueves, cómo habría votado Estados Unidos la resolución.

En un discurso dirigido al Foro Saban a principios de este mes, durante el cual criticó la empresa de asentamientos, Kerry había dejado abierta la posibilidad de que Estados Unidos no bloqueara una resolución si no se consideraba parcial contra Israel.

“Todas las señales muestran que esto fue un golpe [diplomático] de Obama contra Netanyahu y los asentamientos”, dijo el alto funcionario israelí.

Mientras que ese “golpe” fue detenido temporalmente, el forcejeo en el Consejo de Seguridad de la ONU no ha terminado, añadió.

El gobierno de Netanyahu se ha preparado para la posibilidad de que la Administración Obama permita un movimiento contra los asentamientos. Esa preocupación persistirá hasta la entrega presidencial el 20 de enero.

Justo antes de anunciarse el retraso, Netanyahu pidió a Estados Unidos que vetara la resolución. En una declaración en video, el primer ministro israelí imploró al gobierno de Obama que “se levante en la ONU y vete las resoluciones anti-Israel”, designando esa posición como “uno de los grandes pilares de la alianza entre Estados Unidos e Israel”.

“Espero que Estados Unidos no abandone esta política”, dijo. “Espero que cumpla con los principios establecidos por el propio presidente Obama en su discurso en la ONU en 2011: Que la paz no llegará a través de las resoluciones de la ONU, sino sólo a través de negociaciones directas entre las partes. Y es por eso que esta propuesta de resolución es mala. Es mala para Israel; es mala para los Estados Unidos y es mala para la paz”.

Más temprano en el día, Trump había sopesado, calificando la resolución de “extremadamente injusta” para los israelíes.

“Como han sostenido los Estados Unidos desde hace mucho tiempo, la paz entre israelíes y palestinos sólo vendrá a través de negociaciones directas entre las partes, y no a través de la imposición de términos por parte de Naciones Unidas”, dijo en Facebook.

Si la resolución fuera aprobada, pondría a “Israel en una posición negociadora muy pobre y es extremadamente injusto con todos los israelíes”, añadió.

Consejo de Seguridad de la ONU. En esta foto del 20 de diciembre de 2016, los miembros observan un momento de silencio en memoria del Embajador de la Federación de Rusia en Turquía, que fue asesinado el 19 de diciembre en un ataque terrorista en Ankara. (Foto de la ONU / Manuel Elias)

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – © EnlaceJudíoMéxico