Putin y Trump acuerdan mejorar relaciones, dice el Kremlin

15putin-master768-1

El presidente Vladimir Putin de Rusia y el presidente electo Donald Trump conversaron por teléfono por primera vez este lunes, y acordaron revisar lo que ambos consideran el mal estado de las relaciones entre los países, según una declaración del Kremlin.

Ambos coincidieron en “que el estado de los lazos bilaterales es insatisfactorio”, y apoyaron la idea de “normalizar las relaciones y establecer una cooperación constructiva en el más amplio rango posible de temas”.

Los líderes dialogaron sobre vínculos comerciales y económicos, así como la lucha contra el terrorismo. Putin fue uno de los primeros líderes mundiales en felicitar a Trump el pasado martes, enviándole un telegrama una hora después de haber ganado las elecciones. El presidente ruso reiteró sus felicitaciones por teléfono.

Putin expresó el deseo de construir un “diálogo colaborativo” con Washington sobre las bases de “igualdad, respeto mutuo y no interferencia en los asuntos internos del otro”.

Ambos dialogaron sobre Siria y “la necesidad de trabajar juntos en la lucha contra el enemigo número uno – el terrorismo internacional y el extremismo,” dijo el comunicado.

Aunque el presidente ruso mantuvo una neutralidad estudiada durante la carrera presidencial, los medios de comunicación estatales respaldaron a Trump. Entre otras cosas, Putin culpa a Hillary Clinton por las manifestaciones en masa antes de que él volviera a la presidencia en 2012.

Durante la campaña, altos funcionarios de seguridad de Estados Unidos acusaron a Rusia de hackear las computadoras en la sede del Comité Nacional Demócrata y publicar correos electrónicos que resultaron vergonzosos para la campaña de Clinton. Putin negó la participación del Estado en el hackeo.

El gobierno ruso fue uno de los pocos en todo el mundo que se mostró abiertamente alegre por el resultado de las elecciones estadounidenses, mientras que los miembros de la Duma, la cámara baja de la legislatura rusa dominada por el partido Rusia Unida, leal a Putin, aplaudieron el anuncio.

Trump y Putin desarrollaron una especie de admiración mutua durante las elecciones, sobre todo después de que Trump sugirió que Crimea, anexada por Moscú, debe pertenecer a Rusia y que Estados Unidos debe aliarse con los rusos y el gobierno del presidente sirio Bashar al-Assad para luchar contra el Estado Islámico. Trump también sugirió que su país disminuya su apoyo a la OTAN, que Rusia considera una amenaza.

Gran parte de la breve declaración del Kremlin sobre la llamada telefónica hizo eco de las declaraciones anteriores de Putin con respecto a las relaciones con Washington, y “el retorno a una cooperación pragmática mutuamente beneficiosa”.

Putin apoya abiertamente la idea de que el mundo debería volver a la época en la que dos superpotencias asumían responsabilidad por la estabilidad y la seguridad mundial.

Sin embargo, algunos analistas, han sugerido que Trump es impredecible y aún podría surgir la tradicional tendencia republicana de pintar a Rusia como una grave amenaza. El gobierno de Putin espera que Occidente levante las sanciones impuestas sobre la crisis en Ucrania.

En la llamada telefónica, ambos líderes acordaron permanecer en contacto y reunirse en el futuro.

Por su parte, Rusia ha continuado sus elogios hacia Trump describiéndolo como un modelo que triunfó en el pantano de la política estadounidense, según los medios rusos. Por lo general, el principal programa semanal de noticias en la televisión estatal cada domingo por la noche se centra principalmente en Estados Unidos. Dmitry Kiselyov, el ancla, sugirió esta semana que Europa sustituya a sus líderes como lo ha hecho la Unión Americana.

Con el presidente Trump, el gobierno estadounidense finalmente “dejaría sus molestas consignas sobre los derechos humanos y la democracia. Rusia tiene mucha confianza en Trump,” comentó Kiselyov.

Fuente: The New York Times / Neil MacFarquhar