Elecciones presidenciales del 2016 en EEUU: reflexiones de un inmigrante hispano.

hillary-clinton-donald-trump-492x300

Hace poco leí un artículo donde el autor mencionó las razones para votar por Hillary Clinton. Los motivos, según él, fueron los comentarios hechos por Trump durante la campaña electoral. Es verdad, Trump hizo algunos comentarios inadecuados; sin embargo, la prensa lo tomó con frecuencia fuera de contexto. Por ejemplo, Trump jamás dijo que todo inmigrante ilegal es un criminal o un violador. Así mismo, él nunca dijo que pensaba prohibir la entrada al país a todos los musulmanes o que mataría a todos los parientes de los terroristas en suelo estadounidense.

Los medios de comunicación generalizaron y tergiverzaron los comentarios de Trump con un propósito claro: hacerlo quedar mal para promover la campaña de Hillary Clinton.

El autor en referencia no mencionó las diferencias entre Donald Trump y Hillary Clinton como candidatos presidenciales. Ni un solo comentario sobre el pasado de Hillary. Me refiero no sólo a lo que Clinton ha dicho, pero también a lo que ha hecho.

A continuación menciono las razones por las que yo no apoyo la candidatura de Hillary Clinton a la Presidencia de este país.

1. Ella borró miles de correos electrónicos, destruyó teléfonos y le mintió al FBI, al congreso y al pueblo estadounidense mientras estaba siendo investigada por múltiples escándalos.

2. Clinton, como Secretaria de Estado, devolvió favores a personas y organizaciones que donaron grandes cantidades de dinero a la Fundación Clinton.

3. Hillary habla de la generosidad, mientras la Fundación Clinton ha dado menos del 10% de los ingresos a obras de caridad.

4. Hillary encubrió su negligencia en el atentado terrorista al consulado estadounidense en Bengasi y mintió a los familiares de las víctimas frente a sus ataúdes.

article-2203298-150593b3000005dc-89_636x3835. Ella apoyó el dudoso acuerdo nuclear con Irán, el principal país patrocinador del terrorismo en el mundo, a pesar que sus líderes gritan constantemente “muerte a América”.

6. Clinton quiere abolir nuestro derecho constitucional a portar armas, mientras ella se rodea de guardaespaldas armados.

7. Hillary no tiene respeto por las leyes de inmigración existentes en el país, sueña con fronteras abiertas e ignora la crisis de inmigración que el país enfrenta.

8. Ella pretende preocuparse por la clase media y los pobres, pero nunca ha creado un empleo.

9. Hillary planea aumentar a más de 500% el número de refugiados procedentes de Oriente Medio, a pesar de admitir que los terroristas se pueden infiltrar en el programa de refugiados.

10. Clinton representa el status quo de Washington DC, la élite del político convencional que quiere mantenerse en el poder durante décadas.

11. Ella es la voz de los globalistas que quieren gobernar a Estados Unidos como parte de una orden mundial, mientras ignoran los principios religiosos y constitucionales que fundaron nuestra nación.

12. Ella simpatiza con grupos radicales que odian a la policía como Black Lives Matter.

13. Ella admiró a Robert Byrd, un ex-reclutador del KKK, quien según Hillary, fue su “amigo y mentor”.

14. Como Secretaria de Estado, Clinton no hizo nada para ayudar a los venezolanos y cubanos oprimidos y apoyó la decisión de Barack Obama de remover a Cuba de la lista de países patrocinadores de terrorismo y restablecer relaciones diplomáticas con el régimen comunista de los hermanos Castro.

15. Hillary aceptó donaciones de países que apoyan el terrorismo y abusan de las mujeres, los gays y los niños, mientras se presenta así misma como una líder de los derechos humanos.

16. Clinton ha sido una política de carrera por 30 años quien ha almacenado una fortuna usando su influencia y poder a través de cargos del gobierno.

17. Hillary intimidó, insultó y amenazó a las mujeres que fueron abusadas sexualmente por su marido.

750x422-533x30018. Ella corrompió el Departamento de Estado y el Departamento de Justicia para evitar investigación después de haber sido citada sobre el escándalo de los correos electrónicos.

19. Clinton no tiene ningún respeto para la vida humana y apoya el aborto sin restricciones, incluso durante los últimos días de embarazo.

20. Clinton ha tenido por 20 años como ayudante, asesora principal y ahora vicepresidenta de su campaña a Huma Abedin, quien tiene vínculos con grupos y personas que financian el terrorismo. Hillary Clinton incluso dijo que “si ella tendría una segunda hija, sería Huma.”

21. Su equipo de campaña organizó, incitó y pagó a individuos para que causen actos de violencia en los mítines de Donald Trump.

22. Hillary llamó bastardos a los católicos y pedigüeños a los hispanos.

23. Clinton amañó las primarias contra Bernie Sanders.

24. Ella consiguió ilegalmente de antemano las preguntas para el debate presidencial con Donald Trump.

25. Clinton se niega a decir terrorismo radical islámico.

26. Hillary conspiró con Facebook, el Huffington Post y Univision y se reunió con periodistas y expertos en secreto para obtener apoyo para su campaña presidencial.

27. Clinton tiene vínculos con George Soros, un desestabilizador del orden democrático del país y principal financiador del grupo anarquista Black Lives Matter.

28. Hillary y Bill Clinton evitaron pagar los servicios prestados a la Fundación Clinton causando pobreza a miles de personas tras el terremoto de Haití.

hillary-clinton-cash-graphic-555x300

29. A pesar del aumento de las primas y la abrumadora evidencia que no funciona, Hillary apoya y promueve Obamacare.

30. Clinton vendió el 20% de uranio de Estados Unidos a Rusia.

Conclusión:

La historia de Hillary Clinton me recuerda a los políticos más corruptos de países del tercer mundo. Ella es el tipo de político que nunca esperé ver en este país. De hecho, Hillary es una vergüenza nacional.

Las acciones y el proceder de Hillary Clinton representan lo contrario de los valores constitucionales y la ley del derecho que han históricamente caracterizado a Estados Unidos.

Por el futuro de este país y las generaciones venideras, Hillary Clinton, o cualquier político como ella, jamás debería ser elegido Presidente de Estados Unidos.