¡DIOS BENDICE A AMÉRICA Y A TODO OCCIDENTE! DONALD TRUMP, PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS

NEW YORK, NY - NOVEMBER 09: Republican president-elect Donald Trump delivers his acceptance speech during his election night event at the New York Hilton Midtown in the early morning hours of November 9, 2016 in New York City. Donald Trump defeated Democratic presidential nominee Hillary Clinton to become the 45th president of the United States. (Photo by Chip Somodevilla/Getty Images)

trump-wins

Seguidores de Donald Trump festejan el avance del candidat republicano, en Nueva York.

Seguidores de Donald Trump festejan el avance del candidato republicano, en Nueva York.

Contra todos los pronósticos y la férrea oposición que plantearon los grandes medios de los Estados Unidos y el mundo, Donald Trump será el 45° presidente norteamericano. Fue luego de que derrotara sorpresivamente a Hillary Clinton, la favorita de los encuestadores.

Seguidores de Hillary Clinton reaccionan ante los resultados.

Seguidores de Hillary Clinton reaccionan ante los resultados.

La carrera de Trump hacia la Casa Blanca fue atípica. La primera conmoción la generó puertas adentro del Partido Republicano donde derrotó uno por uno al resto de los candidatos, mucho más experimentados en la arena política, pero con menos batallas en los medios.

Ese camino no le resultó gratis y lo llenó de rivales: hasta el día mismo de la elección, los líderes de su partido le dieron la espalda; incluso, al estallar el escándalo de las escuchas denigrantes hacia las mujeres, varios gobernadores y senadores le pidieron su renuncia. Él no hizo caso y continuó decidido.

Luego fue el turno de su rival de este martes. Hillary Clinton sufrió en carne propia el aluvión de votos del empresario multimillonario. La demócrata no pudo vencerlo pese a contar con el apoyo de los principales hombres de negocios del país, con los medios a su favor y con las encuestas que siempre -salvo excepciones- la dieron como favorita.

Una negra "latina"! llora la derrota de Clinton.

Una negra “latina”! llora la derrota de Clinton.

Las victorias que consiguió Trump en Ohio, pero sobre todo en Florida, fueron fundamentales para torcer los pronósticos. Hillary ganó en Virginia, pero no fue suficiente.

El desafío de Trump es múltiple, tanto en el plano nacional como en el internacional. Sus promesas de poner férreos límites a la inmigración podrían generar no sólo una crisis social, sino también política y económica. ¿Podrá cumplir con su anhelo de construir un muro que recorra la frontera entre los Estados Unidos y México? ¿O fue solo una amenaza de campaña?

Seguidores de Donald Trump celebran anoche en Nueva York.

Seguidores de Donald Trump celebran anoche en Nueva York.

Ese tipo de declaraciones fueron las que también lo enemistaron con líderes mundiales, con quienes tendrá que recomponer sus relaciones, si es que le interesa. La revisión de los tratados de comercio firmados por su país y su promesa de acabar con el Estado Islámico también forman parte de su difusa agenda que fue apoyada por una mayoría de estadounidenses frustrados con la clase política tradicional.

La victoria republicana se extendió a ambas cámaras del Congreso, donde Trump contará con amplia mayoría (aunque deberá recomponer relaciones con su partido). Además, tendrá la posibilidad de nominar a un juez de la Corte Suprema apenas asuma y muy probablemente alguno más durante su mandato, lo que le dará la capacidad de reorientar el sistema de poder de los Estados Unidos. Todo un enigma que el mundo comenzará a develar a partir del 20 de enero próximo.

El primer discurso de Trump como presidente de EEUU: “Tenemos que unirnos”

Donald Trump se convirtió este martes en el 45° presidente de los Estados Unidos al derrotar en las urnas a la candidata demócrata Hillary Clinton. “Acabo de recibir un llamado de la ex secretaria de Estado y me felicitó, nos felicitó a todos, por esta victoria”, declaró el magnate neoyorquino desde su comando de campaña en Manhattan.

En un discurso que se destacó por su espíritu conciliatorio, Trump aseguró que gobernará “para todos los estadounidenses”.

“Es tiempo de que Estados Unidos cierre sus heridas. Tenemos que unirnos (…) Me comprometo a ser presidente para todos los estadounidenses. Para que ellos que no me respaldaron, que fueron muchos, les hablo a ustedes para que podamos trabajar juntos”.

Además, agregó “los hombres y mujeres olvidados de nuestro país no serán más olvidados” y subrayó que “no decepcionará” a sus votantes con un mensaje que deslizó la posibilidad de dos gobiernos consecutivos: “Al final de cuatro años, u ocho años, podrán decir que hicieron algo de lo que están orgullosos”.

Rodeado por sus familiares, el nuevo presidente estadounidense dirigió unas palabras a la comunidad internacional, a la que le prometió que no buscaría “conflictos”. “Si bien vamos a priorizar los intereses de nuestro país, vamos a buscar trabajar con todos, vamos a buscar todas las asociaciones, queremos trabajar con todos”, agregó.

Finalmente, instó a todos los presentes a seguir trabajando con el objetivo de “reconstruir” la nación y “renovar el sueño americano”. “Nuestro país tiene un tremendo potencial y va a ser maravilloso”, culminó.