Obama niega que Jerusalén pertenece a Israel

obama-loa-a-peres

Casa Blanca tacha Israel como ubicacion de Jerusalem en panegírico de Obama

La Casa Blanca modificó su transcripción del panegirico del presidente Barack Obama por Shimon Peres para eliminar “Israel” de la ubicacion de Jerusalem.

La Casa Blanca envió a la prensa una transcripción modificada el viernes por la tarde, “con una cabecera corregida”, casi nueve horas después de la transcripción enviada por primera vez.

En lugar de simplemente eliminar la palabra “Israel”, los funcionarios la tacharon.

La política de Estados Unidos desde 1949 ha sido de no reconocer Jerusalem como perteneciente a una nación hasta que su estado se resuelva en conversaciones de paz.

La oficina de prensa de la Casa Blanca emite rutinariamente las transcripciones de los discursos de Obama e incluye la ubicación del discurso en la parte superior. Una transcripción emitida poco después del funeral muestra la ubicación como “Jerusalem, Israel”. Horas más tarde, mientras Obama todavía regresaba de Israel, la Casa Blanca emitió una transcripción corregida donde aparece simplemente “Jerusalem”, e “Israel” se ve tachado con una raya.

tumba-de-peres

Durante décadas, el estatus de Jerusalem ha sido uno de los problemas más difíciles y emocionales en el conflicto palestino-israelí. Los palestinos reclaman el este de Jerusalem, capturado por Israel en 1967, como capital de su futuro Estado, pero el gobierno de Israel considera una Jerusalem unida su capital eterna. El Monte Herzl, donde fue enterrado Peres, se encuentra totalmente adentrado en el extremo occidental de la ciudad, perteneciente a Israel desde su independencia en 1948.

La política de Estados Unidos se niega a reconocer la soberanía de cualquier nación sobre Jerusalem hasta que israelíes y palestinos resuelvan el estado de la ciudad a través de negociaciones. A pesar de que el Parlamento, la Corte Suprema y el gobierno de Israel están en Jerusalem, la Embajada de Estados Unidos en Israel se encuentra en Tel Aviv, al igual que la gran mayoría de las embajadas en Israel.

La naturaleza retorcida de una política que trata de evitar adoptar una posición sobre una ciudad densamente poblada ocasionalmente ha causado dolores de cabeza a los Estados Unidos.

Los funcionarios del gobierno a veces han tenido que corregir declaraciones públicas en las que involuntariamente incluyeron Jerusalem en el país que la rodea y la reclama como capital. El año pasado, el Tribunal Supremo de Estados Unidos dictaminó que los estadounidenses nacidos en Jerusalem no pueden mencionar Israel como lugar de nacimiento en sus pasaportes, a pesar de que la legislación del Congreso aprobó en 2002 permitir a los estadounidenses incluir Jerusalem en los pasaportes y llamando a trasladar la Embajada de Estados Unidos a Jerusalem.

Las correcciones menores en las transcripciones de la Casa Blanca no son infrecuentes, y el error en la transcripción del panegirico parecía ser un descuido administrativo. La Casa Blanca declinó hacer comentarios sobre el error, pero señaló un comunicado que reitera que la política oficial de Estados Unidos es que el estatus de Jerusalem debe abordarse de forma que se respeten los derechos de Israel y los palestinos.

“Creemos que a través de negociaciones directas de buena fe, las partes deben acordar mutuamente un resultado que responda a las aspiraciones de ambas partes respecto a Jerusalem y salvaguarde su estatus religioso único para la gente de todo el mundo”, dijo el comunicado

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – © EnlaceJudíoMéxico