Mirando “A través del Cristal de la Libertad”

ca. 1980-2001

flag¿Cuántas veces no oímos la palabra libertad sin que verdaderamente entendamos bien lo que conlleva vivir en libertad? Los que tenemos la infinita fortuna de vivir en sociedades libres damos por hecho que la libertd siempre va a estar allí entre nosotros, sin más. En el caso de Estados Unidos, los ciudadanos hemos permitido que paulatinamente nos vayan quitando nuestros derechos en nombre de la supuesta “protección” del gobierno.

¿Cuáles son nuestros derechos? Todos excepto los que estén específicamente enumerados en la Constitución de Estados Unidos y la Carta de Derechos. Los Padres Fundadores fueron apasionadamente insistentes en que el pueblo es soberano y el gobierno está a su servicio, no al revés. Por eso, a traves de nuestros documentos fundacionales, limitaron el asfixiante poder del gobierno sólo a ciertas áreas constriñiendo así ese poder.

Pero a lo largo de nuestra historia, muchos políticos han sabido maniobrar a su favor para incrementar su poder político, imponiendo leyes y disfrazándose de “dadivosos” benefactores que ofrecen todo tipo de prebendas, regalos y “servicios” al pueblo. Pero recuerde que nada es gratis en esta vida.  Supuestamente esa “generosidad” la pagan “los demás” o “los ricos”, pero con una deuda de casi $20 billones, es hora de que nos demos cuenta de que todos estamos metidos en el embrollo por haber permitido la dadivosidad de los políticos a través de leyes que nos arrancan la libertad.

Así es como nace A través del Cristal de la Libertad, proyecto desarrollado por la Fundación Vernon K. Krieble y Libertad.org, para educar sobre lo que significa ser ciudadano de Estados Unidos y las responsabilidades así como los derechos que esa ciudadanía conlleva. En esta nueva iniciatitva les presentamos El Minuto de la Libertad, en el que Helen Krieble narra en sólo un minuto una serie de casos e historias viéndolos a través del cristal de la libertad. Como Helen bien nos recuerda, nuestra libertad no empieza en la Casa Blanca sino en nuestra propia casa.

El Minuto de la Libertad

En mi casa, no  

Para oír otros ejemplos de El Minuto de la Libertad, visite A través del Cristal de la Libertad

Fuente: Heritage Libertad