La prensa pro-demócrata oculta la verdad: el sistema y el proceso electoral están corruptos y amañados – VIDEOS

donald-trump-presidential-debate-shouldn039t-have-a-moderator-because-the-system-is-rigged

El país se paró de cabeza en el último debate presidencial cuando Donald Trump anunció que no aceptará el resultado de las elecciones pressidenciales. Los liberales y demócratas brincaron de furia. Algunos republicanos y conservadores también criticaron al magnate.

Como de costumbre, la prensa se concentró en los comentarios de Trump e ignoró los hechos detrás de los mismos.

¿Se ha preguntado usted porqué Donald Trump tomó tal decisión?…. La respuesta, según él, está en las siguientes 4 palabras: el sistema está amañado. Así lo ha dicho Trump en múltiples ocaciones. Lamentablemente es la verdad.

El problema recae principalmente en la parcialidad de los medios de comunicación. La prensa se ha convertido en el mejor aliado de Hillary Clinton y el peor enemigo de Donald Tump.

Si usted cree que en Estados Unidos el sistema no está amañado y que no hay fraude electoral, probablemente no ha prestado atención a las noticias por algún tiempo.

Los medios pro-demócratas y liberales ignoran la verdad. A continuación menciono 3 ejemplos.

El voto de los ilegales.

Según John Podesta, el jefe de la campaña de Hillary Clinton, los ilegales pueden votar si tienen licencias de manejo. Es sorprendente, pero así piensa Podesta. Si este es el caso, me pregunto si un estadounidense podría votar en otro país porque tiene licencia de manejo.

Esta información salió a luz gracias a un correo electrónico publicado por Wikileaks recientemente. Hasta la fecha, Podesta no ha comentado al respecto.

En Estados Unidos, los inmigrantes ilegales pueden obtener licencias para manejar en 12 estados y en el distrito de Columbia. En California, casi la mitad de las licencias de manejo otorgadas en el 2015 fueron para inmigrantes ilegales. ¿Sabía usted esto? ¿Tiene usted idea de cuántos votos estamos hablando?

Las máquinas de votar.

En Estados Unidos no existe el conteo manual del voto. El contaje se lo hace a travéz de máquinas de votar. 16 estados del país usan máquinas reguladas por una compañia de tecnología llamada Smartmatic. Los estados son: Arizona, Colorado, Florida, Michigan, Nevada, Pennsylvania, Virginia, California, District of Columbia, Illinois, Louisiana, Missouri, New Jersey, Oregon, Washington y Wisconsin.

En el 2015 Smartmatic compró los servicios a otra compañia llamada Sequoia. Actualmente Smartmatic provee tecnología y servicios a máquinas de votar en 307 condados de los 16 estados mencionados.

El presidente de Smartmatic is Lord Mark Malloch-Brown, un inglés que está en el board de Open Society Foundation, una de las organizaciones de George Soros. Soros es un billonario liberal izquierdista que ha apoyado por años a los demócratas. George Soros ha donado millones de dólares a la campaña de Hillary Clinton, tal como lo hizo con Barack Obama.

Algo más intrigante. Las máquinas reguladas por Smartmatic se han usado en las elecciones fraudulentas de Venezuela desde el 2004. Estoy seguro que el ex-gobernante Hugo Chavez, y posteriormente Nicolás Maduro, disfrutaron del servicio de Smartmatic.

¿Cree usted que es correcto que Estados Unidos use el mismo tipo de máquinas de votar que el réginen corrupto socialista de Chavez y Maduro ha utilizado en Venezuela?

Los vídeos del Project Veritas Action.

El modus operandi de la campaña de Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata (DNC por sus silas en Inglés) fue expuesto recientemente por James O’Keefe de la organización Project Veritas Action. Dos vídeos encubiertos mostraron los planes de los demócratas para manipular los medios de comunicación, incitar la violencia y cometer fraude electoral masivo durante la actual campaña presidencial.

El proyecto Pony Express (como alguien del grupo lo llamó) estaba supuesto a crear una imagen de Donald Trump que destruya su candidatura. El personal a cargo admitió las intenciones sin saber que estaban siendo filmados.

Las personas involucradas están allegadas al partido demócrata y pertenecen a múltiples organizaciones. Los miembros del grupo operan como consultores políticos de la campaña de Hillary Clinton y del Comité Nacional Demócrata (DNC). Cabe mencionar que estas organizaciones tienen lazos con George Soros.

El  objetivo del plan era simple y específico: ejecutar un plan necesario que asegure la victoria de Hillary Clinton… a cualquier costo.

El grupo opera en múltiples estados del país y se especializa en actividades ilícitas típicas del extremismo de izquierda. Los miembros coordinan disturbios y fraude electoral en diferentes ciudades. Según los consultores, estas actividades se ponen en práctica contratando a individuos que esten dispuestos a hacer el trabajo, incluso aquellos con problemas mentales y personas sin hogar (homeless). Una de las sugerencias del grupo era usar camisetas que relacionen a Donald Trump con el nazismo.

Los vídeos de O’Keefe pusieron al descubierto varios nombres implicados en el mundo secreto del partido demócrata.

Bob Creamer. Bob Creamer es el fundador de Democracy Partners y parece ser una de los líderes más importantes del grupo. Según el vídeo de O’Keefe, Creamer organizó los disturbios en los mitines de Trump. Creamer dijo que Hillary Clinton estaba al tanto de “todas sus actividades” y que él tenía conferencias telefónicas a diario con la campaña de Clinton. Bob Creamer ha visitado la Casa Blanca 342 veces desde el 2009 y se ha reunido con el presidente Obama por 47 ocasiones. La última vez que Creamer visitó la Casa Blanca fue en Junio del presente año. La esposa de Creamer es Jan Schakowsky, congresista del partido demócrata y representante del estado de Illinois. En el 2006 Creamer fue sentenciado a 6 meses de prisión por fraude bancario y evasión de impuestos. Poco después que los vídeos de O’Keefe se hicieron públicos, Bob Creamer renunció de su cargo.

Scott Foval. Scott Foval es Director de American United for Change y previamemente trabajó para People For The American Way, una de las organizaciones financiadas por George Soros. En el vídeo de O’Keefe, Foval describió como amañar las elecciones en varios estados sin ser descubierto. Entre otras cosas él dijo: “manipulamos el voto con dinero y acción, no con leyes.” Foval mencionó que “un montón de estas ideas vienen de Bob Creamer.” Según Foval, él aprendió mucho de Creamer. Scott Foval también dijo que la campaña de Clinton le paga al DNC, que el DNC le paga a Democracy Partners y que Democracy Partners le paga al grupo de Foval. Cuando el escándalo salió a la luz, Scott Foval fue despedido de su cargo… O quizás fue forzado a renunciar ante las evidencias.

Aaron Black. Aaron Black se considera asímismo el “Director de Respuesta Rápida” para el Comité Nacional Demócrata. Mientras describía su papel en la organización, Black dijo: “nadie realmente se supone que sabe de mí.”

Cesar Vargas. Cesar Vargas es un inmigrante ilegal nacido en México y fundador de Dream Action Coalition. Según sus propios comentarios, él está involucrado en fraude electoral con participación de inmigrantes ilegales. El reportero de Project Veritas Action mencionó a Vargas que lo que estaban haciendo era fraude. Vargas dijo que se trataba de “desobediencia civil.”

Después que los vídeos se hicieron públicos, J. Christian Adams (Presidente del General Counsel of the Public Interest Legal Foundation) presentó una demanda ante la Comisión Federal de Elecciones (Federal Election Commission) en contra de “Hillary for America, el Comité Nacional Demócrata, Democracy Partners, Americans United for Change y otros grupos implicados en el escándalo.

Gane o pierda las elecciones, la historia reconocerá a Donald Trump como el primer candidato presidencial en tiempos modernos que denunció contundentemente la corrupción política que amenaza la esencia y el futuro de Estados Unidos.

Vea abajo los dos vídeos que expusieron la la campaña de Hillary Clinton y el partido demócrata. A pesar de las evidencias; el presidente Obama, la campaña de Hillary Clinton, Univision, CNN, el Washington Post y otros medios de comunicación liberales niegan o minimizan la corrupción del sistema y del proceso electoral.

Termino con dos preguntas: 1. ¿Tiene Donald Trump la razón; y 2. ¿Debe un candidato cuestionar el resultado de los comicios electorales en las circunstancias actuales?

Elección amañada – Vídeo I: La campaña de Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata incitan violencia en los mitines de Trump

 

Elección amañada – Vídeo II: Fraude electoral masivo