La nueva ruta de los inmigrantes hacia Europa que carece de control

Comparte este artículo:

ruta2

Tras el acuerdo de la UE con Turquía, la ruta de los Balcanes empleada por los refugiados para llegar a Europa fue intervenida. Bruselas pensaba que había logrado contener la crisis migratoria, pero se equivocaba. Los demandantes de asilo ya han encontrado otras formas de acceder sin someterse a ningún tipo de control.

Las alarmas han saltado en Alemania. Las autoridades se han percatado de que miles de inmigrantes chechenos están accediendo al país a través de una novedosa ruta. Parten desde Chechenia y cruzan el oeste de Rusia y Bielorrusia hasta Polonia. Allí, atraviesan la frontera este de Alemania. Tal y como recoge el Daily Mail, existe un tramo de más de 50 millas que únicamente es controlado por un coche patrulla con dos agentes.

Y es que el temor está justificada. Varios de los terroristas implicados en los atentados de París y Bruselas se valieron de la ruta balcánica para moverse libremente por Europa. La falta de control y de seguridad en ese tramo de frontera hace que los inmigrantes puedan entrar y salir sin ningún tipo de problema. Chechenia es una zona del sur de Rusia con una alta tasa de población musulmana. Desde allí, muchos radicales han viajado hasta Siria e Iraq para enrolarse a las filas del Estado Islámico.

‘’La situación de seguridad en la frontera entre Alemania y Polonia es grave’’, ha explicado Ernst Walter, jefe sindical de la Policía Federal alemana. ‘’Cada día pueden producirse cientos de cruces fronterizos ilegales desde Polonia, con potenciales terroristas entre ellos, y nosotros no teníamos ni idea de lo que estaba ocurriendo’’, ha afirmado.
Merkel admitió la entrada de terroristas

Los terroristas del Estado Islámico aprovechan la crisis de refugiados para infiltrarse en Europa. Por ello, toda precaución es poca. Por ejemplo, uno de los cerebros del 13N, Salah Abdeslam, recorrió hasta en dos ocasiones la ruta de los demandantes de asilo para moverse libremente por el viejo continente.

Al igual que George Soros, gran instigador de esta situación, Angela Merkel decidió rectificar su discurso ‘buenista’ y admitió hace unas semanas que los yihadistas se aprovecharon del flujo migratorio para ”hacer contrabando de terroristas”. Le habría bastado con leer Gaceta.es para llegar a semejante situación. La canciller ha afirmado que los líderes terroristas habían infiltrado a yihadistas entre los refugiados. “En parte, el flujo de de asilados fue utilizado para el contrabando de terroristas”, ha admitido.

Pero además, las palabras de Merkel son la continuación de la advertencia del jefe de la inteligencia del país, Hans Georg Maassen, que ya reveló que su agencia había recibido información sobre 17 terroristas del ISIS infiltrados en Europa entre los demandantes de asilo. “Hay una fuerte evidencia de que (…) 17 personas han llegado siguiendo instrucciones del Estado Islámico”, ha comentado Maassen en una entrevista al diario ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’. El jefe de la inteligencia alemana sugería así que su país podría enfrentarse a ataques terroristas similares a los que sacudieron Estambul a finales de junio.

En el mismo mes de junio, la Policía alemana detuvo a tres ciudadanos sirios sospechosos de estar vinculados al Estado Islámico por planear un ataque terrorista en la zona antigua de la ciudad alemana de Dusseldorf.

Fuente: Alerta Digital


Comparte este artículo: