Trump: Se dijeron “cosas terribles” en los emails….”Y creedme, Hillary Clinton lo sabía” – VÍDEO

donald-trump

El Donald da una rueda de prensa para señalar que Hillary Clinton no da ruedas de prensa

Aprovechando su presencia en una recaudación de fondos en el Trump National Doral, un lujoso campo de golf que posee en las afueras de Miami desde 2011, y donde hasta en las servilletas de papel se lee el nombre Trump, Donald Trump ha convocado una rueda de prensa para hablar un poco de todo y desviar la atención del cónclave demócrata de Philadelphia.

Es una táctica 100 por cien Trumpiana. Ya la utilizó el día que el ex Presidente George W. Bush viajó hasta Carolina del Sur para apoyar públicamente a su hermano, Jeb Bush, pocos días antes de unas elecciones primarias decisivas.

“Han pasado 235 días desde que la Fraudulenta Hillary Clinton hizo una rueda de prensa, y vosotros, como reporteros, que le regaláis todos esos reportajes radiantes, deberíais preguntaros porqué,” ha empezado diciendo Trump en Miami. “Os diré el porqué: porque a pesar de los agradables lugares comunes, ella ha sido un desastre.”

“Yo me someto a vuestras ruedas de prensa a menudo,” ha presumido.

El magnate neoyorquino y candidato presidencial republicano ha abordado el supuesto interés del gobierno ruso en perjudicar a la campaña de su adversaria demócrata, orquestando la publicación de los emails del Comité Nacional Demócrata.

“Nunca he hablado con él,” ha dicho sobre el Presidente ruso Vladimir Putin. “No sé nada de él aparte de que me respeta. No tengo nada que ver con Rusia.”

Ha comentado que promotores inmobiliarios rusos contactaron con él varias veces para construir propiedades en Rusia, pero él rechazó las ofertas. “Querían que pusiéramos mucho dinero,” ha dicho, refiriéndose a cuando celebró el concurso de Miss Universo (que fue suyo hasta el año pasado) en Rusia. Él rechazó invertir en esos proyectos. (Ver la lista de Torres Trump y la lista de propiedades Trump en el mundo; Trump Organization)

“Por cierto, si la hackearon, probablemente tengan sus 33,000 emails. Espero que los tengan,” ha dicho con socarronería. “Probablemente tengan los 33,000 emails que perdió y borró.”

“Si es Rusia, demuestra el poco respeto que tiene por nuestro país,” algo que él achaca a que los actuales dirigentes estadounidenses son estúpidos. “Probablemente no sea Rusia.”

Si llega a la Casa Blanca, tratará a Putin con firmeza, ha asegurado Trump, matizando no obstante que nada le gustaría más que lograr que haya una relación amistosa entre americanos y rusos.

Pero lo importante de la filtración de los correos del DNC, ha dicho Trump, “son las cosas que se dijeron en los emails. Cosas terribles. Hablando sobre la raza. Hablando sobre los judíos. Fue Debbie Wasserman Schultz, y creedme, es tan seguro como que estáis aquí sentados que Hillary Clinton lo sabía. Debbie Wasserman Schultz no podía respirar sin tener la aprobación de Clinton. Fue una campaña amañada. Estuvo totalmente amañada.”

Durante la conversación sobre los emails y Rusia, Trump ha tenido sus más y sus menos con la reportera de la NBC Katy Tuer, a la que trata como a un saco de patatas. “Cállate,” le ha dicho en una ocasión.

El candidato ha comunicado a los periodistas que pronto su campaña publicará una lista de naciones comprometidas por el terrorismo, para que los inmigrantes procedentes de esas naciones sean sometidos a “una investigación extrema” antes de acceder a territorio estadounidense.

“Hay personas viniendo a este país con muy malas intenciones,” ha dicho. “No podemos dejar que esas personas entren.”

No ha descartado que la lista pueda incluir a aliados tradicionales de EEUU, como Francia. “Francia ya no es Fracia,” ha dicho.

En otro orden de cosas, Trump ha defendido a los agentes de policía tras las críticas recibidas este verano por el asesinato de hombres negros en Louisiana y Minnesota. “Si la policía hace 100,000 buenos trabajos y tienen algún policía canalla o algún policía que fue mal entrenado o que hizo un mal trabajo, ves ese incidente en la televisión durante semanas,” ha dicho. “No ves el buen trabajo que hacen. Ves el único error que cometen de 100,000. Está en la televisión noche tras noche tras noche.” 

Trump ha tenido un detalle ultra-Trumpiano. En plena rueda de prensa se ha acordado de Jon Lovitz, el popular actor que formó parte del elenco del Saturday Night Live en los años 80, y del que ya no os acordabais. Trump ha dicho que ver al campaign manager de Clinton, Robby Mook, señalando a los rusos y a él le recordó a las escenas del SNL.

“Y luego dijo, ‘podría ser Trump, sí, sí. Trump, Trump, oh sí, Trump.’ Me recordó a Jon Lovitz en el ‘Saturday Night Live’ mientiendo sobre a dónde fue, ‘sí, sí, fui a Harvard, Harvard, sí, sí.'”

Prodigiosa memoria o ¡sigue viviendo en los 80!