El candidato a vicepresidente de Trump se describe como “cristiano, conservador y republicano, en ese orden.” – VÍDEO

mike-pence

Donald Trump presenta a “mi socio en esta campaña”

El evento en el hotel Hilton Midtown de Manhattan fue anunciado como una rueda de prensa, pero en realidad ha sido un mitin con la puesta en escena de una rueda de prensa cualquiera. Probablemente se haya hecho así para evitar interrupciones de manifestantes, pero a priori no es lo normal renunciar tanto a lo mejor de un mitin (la gente) como a lo mejor de una rueda de prensa (las preguntas).

No ha habido teleprompter (han utilizado papeles) y ha habido una mala iluminación que ha perjudicado especialmente a Mike Pence, proyectando sombras en sus ojos. Tampoco hemos visto por ningún lado el logotipo Trump/Pence (el logo lo podemos ver en la página web). En el atril solo se leía “TRUMP. Nueva York, Nueva York. ¡Hagamos América grande otra vez!” Para colmo, Pence ha llevado a su mujer Karen, pero Donald Trump no ha llevado a su Melania. En suma, el típico caos Trumpiano que confunde a los observadores más expertos.

El Donald ha afirmado que el gobernador de Indiana, “mi socio en esta campaña,” ha sido siempre “mi primera opción.”

“Admiro especialmente el trabajo que ha hecho en el estado de Indiana,” ha dicho, mencionando la baja tasa de paro de Indiana, además de un superávit de 2,000 millones de dólares y una calificación crediticia AAA.

Trump ha encontrado en Pence a alguien que le ayudará a ofrecer una sociedad próspera a los americanos, y también a buscar la “unión del partido,” el pacto con el establishment. No obstante, ha dejado claro que él es un outsider y quiere seguir siendo un outsider.

El constructor de rascacielos ha descrito a su número dos como “una persona sólida, sólida,” cuyo carácter contrasta con “la corrupción de Hillary Clinton.” “¡Qué diferencia entre la Fraudulenta Hillary Clinton y Mike Pence!,” ha dicho.

En un país que atraviesa un estado de confusión y desorden, Trump quiere que se les conozca como “los candidatos de la ley y el orden.” (¡Nixon/Agnew!) “Vamos a cambiar las cosas,” ha prometido. “Va a haber otra vez respeto por la ley y el orden.”

Pence ha empezado su intervención aceptando formalmente la oferta de Trump para sumarse al ticket. “Acepto tu invitación para presentarme y servir como Vicepresidente de los Estados Unidos de América,” ha dicho.

El gobernador se ha declarado “honrado” de formar parte del equipo de Trump porque el país necesita “un liderazgo republicano fuerte” y porque Hillary Clinton “nunca debe convertirse en Presidenta.”

Los americanos, ha dicho Pence, pueden “elegir entre un líder que peleará para hacer América segura y próspera otra vez,” o una candidata demócrata que continuará con las políticas que “han debilitado el lugar de América en el mundo.”

Ha definido a Trump como “un constructor, un luchador, un patriota americano que ha dejado a un lado una carrera legendaria para construir una América más fuerte.” En lo personal, es “buena gente,” ha dicho, y en lo político será “un gran Presidente de los Estados Unidos de América.”

Pence ha aludido a sus raíces demócratas. Nacido en una familia demócrata irlandesa asentada en el Medio Oeste, Pence ha mencionado a John F. Kennedy y Martin Luther King como los héroes de su infancia y juventud. Se hizo republicano gracias al 40º Presidente de EEUU, Ronald Reagan (aunque en 1980 todavía votó a Jimmy Carter).

Se ha identificado como un tío básico sin disimulos: “La gente que me conoce sabe que soy una persona muy sencilla: un cristiano, un conservador y un republicano, en ese orden.”

Pence volverá esta tarde a Indiana, donde sus paisanos le han organizado un mitin de bienvenida. No está claro si en los próximos días hará campaña con Trump antes de viajar a Cleveland o se preparará en privado para la convención.