Sanders: “Es virtualmente imposible que la Secretaria Clinton alcance la mayoría en delegados” – VÍDEO

U.S. Democratic presidential candidate Hillary Clinton speaks about the mass shooting in San Bernadino, California at a campaign stop at Southern New Hampshire University in Hooksett, New Hampshire December 3, 2015. REUTERS/Brian Snyder - RTX1X2MD

U.S. Democratic presidential candidate Hillary Clinton speaks about the mass shooting in San Bernadino, California at a campaign stop at Southern New Hampshire University in Hooksett, New Hampshire December 3, 2015. REUTERS/Brian Snyder - RTX1X2MD

Al cumplirse un año de su entrada en la carrera presidencial, Bernie Sanders (D) ha convocado a la prensa nacional en Washington, DC para explicar cómo piensa ganar la nominación demócrata y la Presidencia de EEUU.
Ha empezado hablando de los asuntos centrales de su campaña: la renuncia al uso de súper PACs, la lucha contra la desigualdad de la renta y el cambio climático, la defensa de la educación, la sanidad y la necesidad de poner más impuestos a las grandes corporaciones y a los ciudadanos más ricos. “Las ideas por las que luchamos son el futuro del Partido Demócrata y de hecho el futuro de este país,” ha dicho.
Pero los reporteros querían saber cuáles son sus cálculos para ganar los 2,383 delegados que necesita para ser nominado por el partido. Actualmente, el senador por Vermont tiene 1,357 delegados.
“Es virtualmente imposible que la Secretaria Clinton alcance la mayoría en delegados antes del 14 de junio, que es el último día en el que se celebra una primaria (la demócrata del Distrito de Columbia),” ha dicho el Senador Sanders, para puntualizar, “solo con los delegados comprometidos. Necesitará los superdelegados para superar el límite en la convención de Philadelphia. En otras palabras, la convención será un combate disputado.”
“Quedan 10 estados donde vamos a competir enérgicamente,” ha añadido, señalando que espera obtener su victoria número 18 en Indiana el martes. Se marca el objetivo de ganar el 65 por ciento de los delegados comprometidos que se repartirán en las próximas primarias. “Pretendemos luchar por cada voto.”
En cuanto a los 719 superdelegados, “obviamente, nos enfrentamos a casi todo el establishment demócrata,” ha reconocido. Ha denunciado que algunos superdelegados se comprometieron con Clinton antes incluso de que empezaran las primarias. “Aunque hemos ganado el 45 por ciento de los delegados comprometidos en campañas de verdad donde la gente ha hablado, hemos ganado solo el 7 por ciento de los superdelegados,” ha protestado.
Ante eso, un llamamiento: “Los superdelegados de los estados donde cualquiera de los dos candidatos haya conseguido victorias aplastantes… esos superdelegados deberían reflexionar en serio sobre si deberían emitir su voto de superdelegado de acuerdo con los deseos de las personas de esos estados.”
El otro argumento presentado por Sanders para defender su caso es que se considera un mejor candidato que Hillary Clinton en las elecciones generales de noviembre. Está en total desacuerdo con Clinton en comercio, banca y otros asuntos, ha recalcado, “pero en lo que la Secretaria Clinton y yo estamos ampliamente de acuerdo, y en lo que todos los delegados de la convención demócrata están ampliamente de acuerdo es en que sería un desastre para este país que Donald Trump o cualquier otro republicano de extrema derecha se convirtiera en Presidente de los Estados Unidos.”
Para que eso no ocurra, los demócratas deben nominar a un candidato que genere una buena opinión en la gente y que entusiasme a las bases, y él es quien ofrece “la mejor oportunidad de derrotar a Donald Trump y a otros candidatos republicanos.”