A pesar del posible papel de Arabia Saudita en el 9/11, Obama visita al Rey Salam

5E2F080C-70D1-4F3F-B121-8FFD53724244_w640_r1_sObama y rey saudita se reúnen pese a tensiones

El presidente Barack Obama llegó este miércoles a Arabia Saudita para reunirse con el rey Salam, en medio de crecientes tensiones entre la Casa Blanca y la monarquía saudita.

Los saudíes ofrecieron una cordial bienvenida antes de una reunión a puerta cerrada en el Palacio Erga, en la que hubo intercambio de saludos y manifestaciones de complacencia por la visita del presidente estadounidense.

Obama se refirió a Arabia Saudita en una entrevista reciente como “free riders”, viajeros de gratis, en la batalla contra el Estado islámico, implicando que Riad se beneficia de la sombrilla de seguridad que proporciona Estados Unidos sin hacerse cargo de costos.

También dijo a la revista The Atlantic que Arabia Saudita debería aprender a coexistir con Irán “aprendiendo a compartir el vecindario”

Los dos antiguos aliados ya enfrentan significativos desacuerdos sobre el combate al terrorismo y los conflictos regionales, pero las tensiones se han visto agravadas por el apoyo de senadores de ambos partidos a una pieza de legislación que ha enfurecido al reino saudita.

La “Ley Justicia contra los Patrocinadores del Terrorismo”, de ser aprobada, facilitaría a las familias de las víctimas de los ataques del 11 de septiembre de 2001 demandar a los gobiernos extranjeros que ayudaron a al-Qaeda a realizar los ataques.

Un reporte parcialmente secreto sobre los ataques del 9-11 conocido como las “28 páginas”, destaca posibles relaciones entre elementos sauditas y los secuestradores de los aviones de los ataques de 2001.

Quince de los 19 terroristas que participaron en el ataque eran originarios de Arabia Saudita.

Las familias de las víctimas quieren que el reporte sea desclasificado y el presidente Obama dijo el lunes que el director nacional de inteligencia revisará el documento y tomará una decisión.

La visita de Obama, la cuarta durante su gobierno, será seguida por su participación en una cumbre del Concejo de Cooperación del Golfo, una alianza de seis estados que incluye Arabia Saudita, Kuwait, los Emiratos Árabes Unidos, Catar, Bahréin y Omán.