Trump canceló su mitin de Chicago: “no quiero ver gente herida” – VÍDEOS

Supporters of Republican presidential candidate Donald Trump, left, face off with protesters after a rally on the campus of the University of Illinois-Chicago was cancelled due to security concerns Friday, March 11, 2016, in Chicago. (AP Photo/Charles Rex Arbogast)

Supporters of Republican presidential candidate Donald Trump, left, face off with protesters after a rally on the campus of the University of Illinois-Chicago was cancelled due to security concerns Friday, March 11, 2016, in Chicago. (AP Photo/Charles Rex Arbogast)

Donald Trump decidió cancelar su mitin de anoche en Chicago por los conatos de violencia después de que grupos de manifestantes como Black Lives Matter reventasen el mitin al que intentaban acceder más de 10,000 seguidores de Trump.
“Lo hice por el bien de la seguridad, no quiero ver gente herida,” declaró Trump a MSNBC. Aunque la mayoría de los choques se produjeron después de cancelarse el mitin, el empresario rechazó toda responsabilidad en lo ocurrido.
“Ya no puedes tener un mitin en una gran ciudad sin violencia o potencial violencia. ¿Qué ha ocurrido con la libertad de expresión?,” preguntó el candidato. “Por eso he decidido cancelarlo. Me he reunido con los agentes del orden. He decidido no hacerlo. Ha sido muy duro.”
“Tenemos un país que está muy dividido. Nunca he visto algo así,” dijo Trump. “No creo que la ira vaya dirigida contra mí o contra nadie. Va dirigida contra lo que ha estado ocurriendo durante años. Es en los dos lados.”
¿Y qué creéis que han dicho sus rivales republicanos?
“Creo que una campaña carga con la responsabilidad de crear un ambiente,” dijo Ted Cruz. “Cuando un candidato urge a sus seguidores a emplear violencia física, a dar un puñetazo en la cara, la previsible consecuencia de eso es que se intensifica, y es improbable que la de hoy sea la última ocasión.”
“Yo señalaría que no hay violencia en mis eventos, no hay violencia en los eventos de Ted, no hay violencia en un evento de Kasich, no hay violencia en un evento de Sanders, no hay violencia en un evento de Clinton,” dijo Marco Rubio antes de los incidentes de Chicago. “Solo hay un candidato presidencial que tenga violencia en sus eventos.”
En lugar de lamentar que un candidato no haya podido celebrar un mitin y defender a sus seguidores cuyos derechos han sido violados por grupos radicales organizados, algo que podría ocurrirles a ellos si fueran candidatos de mayor alcance, entran en el juego planteado por la prensa de responsabilizar a Trump. Con esas respuestas, gana Trump.
Rubio más tarde puntualizó y dio la respuesta que debió haber dado desde el principio: “Quiero ser claro: no estoy diciendo que lo que ha ocurrido allí esta noche sea algo de lo que culpe a Trump porque esas personas que están allí son manifestantes profesionales desplegados por diferentes grupos de intereses especiales. Te garantizo que algunas de esas personas están siendo pagadas para hacer eso. El Presidente Obama ha pasado los últimos ocho años dividiendo a los americanos entre los que han y los que no han, en líneas étnicas, líneas raciales, líneas de género para ganar las elecciones. Creo que esto ha pasado al próximo nivel, y estamos viendo las consecuencias de ello.”
Otro gran éxito publicitario para Trump, cuya estrategia pasa por despertar a un gigante que lleva muchos años dormido.