Rubio: “No está en los planes de Dios que yo sea presidente en 2016”

Comparte este artículo:

62475B59-A25E-402A-82EE-BF50328FE159_w640_r1_sPara el senador Marco Rubio el camino a la presidencia comenzó en su estado natal de Florida y allí terminó el martes por la noche.

“Después de esta noche está claro que aunque estamos en el lado correcto, este año no estaremos en el lado ganador”, dijo Rubio ante sus seguidores.

“No está en los planes de Dios que yo sea presidente en 2016, o quizá que nunca sea presidente, por lo tanto, estoy suspendiendo mi campaña”, anunció  casi casualmente.

Rubio debía haber ganado Florida solo para sobrevivir, pero al final la diferencia entre él y Trump fue abismal, 46% a 27% y como se había predicho, los 99 representantes se sumaron a la cuenta del magnate.

“Fue un gran triunfo de Trump”, reconoció el senador, pero igual dijo sentirse orgulloso de que su campaña no buscó aprovecharse de las ansiedades de los estadounidenses.

“Yo pido a los estadounidenses no ceder ante el miedo, no ceder ante la frustración”, advirtió en aparente referencia a Trump.

Ahora, salvo que el nuevo presidente lo escoja para algún puesto en el gabinete, Rubio enfrenta una vida fuera de la política: su período en el Senado termina en enero de 2017.


Comparte este artículo: