Lucha de titanes entre el FBI y Apple

img_djuarez_20160218-125939_imagenes_lv_otras_fuentes_obama_apple-kfkB-U302253174491lNH-992x558@LaVanguardia-WebLa disputa entre el FBI y Apple está cogiendo dimensiones globales inesperadas. A priori cuando sucede un atentado terrorista todas las instituciones reman hacia la misma dirección para conocer todos los motivos. En esta ocasión una de las peticiones de la juez que investiga el tiroteo en San Bernardino, donde murieron 14 personas , ha creado un gran dilema que impide a Apple ayudar para no sentar precedentes.

La sentencia de la magistrada Sheri Pym asegura que Apple deberá proveer al FBI de “asistencia técnica razonable” para acceder al iPhone 5c de Syed Farook, uno de los autores de la matanza. La petición llegó tras verse incapaz la policía de acceder por sí misma a los datos del teléfono sin borrar nada, ya que tras un número determinado de intentos fallidos el dispositivo se bloquearía.

Los investigadores del FBI sí que han podido recuperar algunos datos del autor del atentado por copias de seguridad antiguas en la nube virtual iCloud, pero Farook desactivó esa funcionalidad intencionadamente seis semanas antes del ataque. La policía cree que podría encontrar información muy valiosa en su iPhone referente al periodo de tiempo que hay entre el atentado y la persecución policial horas más tarde. La Casa Blanca ya se ha encargado de difundir que la técnica para acceder al móvil sería utilizada “sólo para este caso”.

Esa es la versión oficial del FBI y el Gobierno de Estados Unidos, pero Tim Cook, consejero delegado de Apple ve un problema grave en esa petición: quedaría al descubierto la privacidad de sus clientes. “Supone piratear el móvil, crear una puerta trasera que tendría graves consecuencias para la seguridad”, explicaba Cook en un comunicado. “ Nos oponemos a esa orden sin precedentes , que tiene implicaciones más allá del caso que se dilucida. Nos han pedido algo que simplemente no tenemos”, añadía el texto.

La compañía de la manzana mordida explica que les están exigiendo una nueva versión del sistema operativo de iPhone, eludiendo diversas capas de seguridad importantes para instalarlo después en el dispositivo de Farook. Ese programa sería muy peligroso a ojos de Cook porque tendría “el potencial para desbloquear cualquier iPhone que esté en posesión física de otra persona”.

Exterior de la tienda de Apple en la Quinta Avenida de Nueva York
Exterior de la tienda de Apple en la Quinta Avenida de Nueva York (Kena Betancur – AFP)

Jordi Bacaria, presidente de la sección de propiedad intelectual y derecho de imagen del Colegio de Abogados de Barcelona, ha apuntado para La Vanguardia la necesidad que hay de encontrar un acuerdo que facilite la investigación. “Se trata de un caso de seguridad nacional en el que se precisa la ayuda de Apple. Esta compañía cambió en el año 2014 su sistema operativo para hacerlo más seguro. Ahora lo que le está pidiendo el FBI sería como crear un virus capaz de saltar las barreras de su propio antivirus que protege la privacidad de los clientes. Esto supondría un problema para ellos”.

“Estados Unidos es un país que está muy enfocado hacia la seguridad nacional y hacia la expansión de sus multinacionales, Apple y el FBI deberían llegar a un acuerdo transparente bueno para las dos partes. Se tienen que centrar en la resolución del atentado terrorista y es un caso donde los usuarios de Apple podrían llegar a entenderlo. Cuando se trata de buscar cómplices o pistas a la resolución de un caso terrorista hay que buscar la verdad absoluta”, asegura el experto en propiedad intelectual.

En la opinión de Bacaria es temprano para hablar de una sanción hacia la empresa fundada por Steve Jobs. “Habría que ver y analizar con calma los términos de la negativa de Apple. A simple vista parece una obstrucción a una investigación federal muy importante, pero esto aún sigue en marcha”, añade.

Jordi Bacaria Apple y el FBI deberían llegar a un acuerdo bueno para las dos partes”

De momento Apple se defiende diciendo que la sentencia de la jueza Sheri Pym es confusa. “Por un lado les están pidiendo que pongan en el teléfono un número ilimitado de contraseñas sin perder información y por otro lado quieren una herramienta que les permita hacerlo de forma rápida. En pocas palabras, les piden piratear su software de seguridad”, opina Bacaria.

Las medidas invasivas que solicita el FBI a Apple y la brutalidad de los ataques de San Bernardino han creado un debate internacional. Las principales cabeceras del mundo se han hecho eco de la disputa estos días. The New York Times no ha tenido reparos en definir el problema tecnológico como uno de los más importantes hasta el momento.

Chenxi Wang, un experto en seguridad en la red consultado por Los Ángeles Times apunta a un hecho insólito: “Si Apple tiene éxito en la lucha contra la orden judicial, se pondrá en marcha una alta barrera para el FBI y los otros grupos de gobierno para tener acceso a datos de los ciudadanos a partir de ahora. Algo que tendría un efecto dominó. Ahora Apple está portando la bandera de la protección de datos, si tienen éxito habrá una avalancha de otras empresas siguiendo su ejemplo”.

Syed Farook y su esposa Tashfeen Malik son los autores materiales del atentado en San Bernardino
Syed Farook y su esposa Tashfeen Malik son los autores materiales del atentado en San Bernardino (Uncredited – AP)

Empresas como Apple normalmente cumplen con las peticiones para recuperar los datos en la nube, ya que eso no implica dar al gobierno el acceso a los servidores de la empresa o un software de alteración. Pero el temor de Tim Cook es que ayudar en la investigación de San Bernardino supondría darles una especie de “llave maestra” para descifrar sus códigos, algo que sería imposible controlar su uso en otros casos. El miedo del resto de compañías de telefonía es patente. Si el FBI puede obligar a la empresa tecnológica más puntera del mundo a “piratear” sus dispositivos sentarían un importante precedente en lo que se refiere a la privacidad de los ciudadanos.

Snowden y Google apoyan a Apple

El exanalista de la CIA Edward Snowden y el consejero delegado de Google, Sundar Pichai, se han posicionado a favor de Apple. Dos voces relevantes en el mundo de la tecnología que tienen una legión de seguidores.

Snowden utilizó su cuenta de Twitter para decir que el FBI “está creando un mundo en el que los ciudadanos confían en Apple para defender sus derechos, y no al revés”.

Pichai, por su parte, se sumó a la defensa asegurando que “forzar a las compañías a piratear podría comprometer la privacidad de los usuarios”. “Construimos productos seguros para proteger la información y damos a las fuerzas de seguridad acceso a los datos en base a órdenes legales. Pero eso es muy diferente de exigir a las empresas que permitan el pirateo de aparatos y datos. Podría ser un peligroso precedente”, apuntó el directivo de Google.