Ted Cruz recorre el norte de Iowa (Día 4)

ted-cruzTed Cruz (R) visitó ayer Pocahontas, Humboldt, Webster City y Goldfield. Seguramente sea la primera (y puede que última) vez que escucháis los nombres de algunos de estos pequeños pueblos del norte de Iowa donde los candidatos presidenciales no acostumbran a detenerse.

En la primera parada, Pocahontas, que se llama así en honor a la hija del jefe de la etnia de los Powhatan, el autobús de campaña de Cruz paró delante de una pizzería en la que decenas de personas esperaban al candidato.


(Foto: @TedCruz)

Además de imitar a JFK como os conté en la entrada anterior, el senador por Texas matizó su postura sobre la Ley de Combustibles Renovables. Haciéndose eco de la opinión de los granjeros iowanos, ahora Cruz se opone a una eliminación inmediata de la ley y prefiere una eliminación más gradual.

La libertad no es un concepto abstracto, es real, es personal y hay que defenderla, dijo Cruz a los votantes reunidos en la pizzería. Si los conservadores se unen, dijo Cruz, pueden ganar la nominación republicana primero y las elecciones generales después.

En Humboldt, la parada número 15 de las 28 previstas en la gira, Cruz dijo que su campaña trata sobre la gente. Tuvo una recepción entusiasta.

Se vieron camisetas de fútbol americano con el nombre de Cruz y el número 45 (Presidente número 45) a la espalda.


(Foto: @betsy_klein)

Hubo personas de estados cercanos como Missouri, que han llegado a Iowa para trabajar como voluntarios en la campaña del senador en la recta final antes del caucus.


(Foto: @betsy_klein)

“Os pido a todos que votéis por mí 10 veces,” bromeó Cruz en Webster City.


(Foto: @markhalperin)

Fue la administración de Bill Clinton la que estropeó las cosas en relación a Corea del Norte, dijo Cruz.

El senador descartó el arancel del 45 por ciento que Donald Trump quiere imponer a las importaciones chinas, porque cree que los aranceles han perjudicado históricamente a los empleos americanos. Cruz prefiere poner un impuesto fijo del 16 por ciento a las importaciones.

Hablando un poco de sí mismo, defendió que no está loco ni es odioso como dicen algunos de sus detractores, y se refirió al debate sobre su elegibilidad por haber nacido en Canadá, al que ayer se sumó John McCain. Cruz cree que McCain está intentando ayudar a Marco Rubio, al que, según él, apoya secretamente.