7 cosas que dejan en evidencia a quienes odian a Israel mientras se abrazan con Irán

Tel Aviv at sunset, Israel
Tel Aviv at sunset, Israel
Tel Aviv at sunset, Israel

La más que documentada relación de Podemos con el régimen iraní ha sido acogida por los fans de ese partido con el silencio o con críticas e insultos a los medios que la han documentado.

La reacción contrasta con el furibundo antisemitismo que reina desde hace años entre la izquierda española, salvo honrosas excepciones. Para nuestra izquierda Israel es el mal absoluto. Si los terroristas de Hamás lanzan cohetes y morterazos contra la población israelí, la noticia no se da. Si los israelíes se defienden y contraatacan, se les deja como asesinos. Si palestinos secuestran y asesinan a tres jóvenes israelíes, chitón. Si un bebé israelí y sus familia son brutalmente asesinados por palestinos, silencio. Ya ni siquiera faltan los medios progres capaces de publicar justificaciones del degüello de judíos israelíes.  ¿Cómo va a criticar la amistad de la cúpula de Podemos con Irán una izquierda tan antisemita como el régimen de los ayatolas? He decidido traerles algunos ejemplos gráficos que dejan en muy mal lugar esa hostilidad hacia Israel de nuestra izquierda filoiraní. Juzgen ustedes mismos.

1. El deporte

24142403349_2e5e7ffc32_b

¿Con qué podría empezar sino con lo que más pasiones mueve en muchos países? En esta imagen se puede ver un equipo “femenino” de Irán y un equipo femenino de Israel. Lo de “femenino” lo he puesto entre comillas en el caso de Irán porque se descubrió que ocho de las jugadoras iraníes eran en realidad hombres. Supongo que les costó enterarse a la vista de la indumentaria deportiva que impone la ley islámica en Irán, algo que no ocurre en Israel.

2. El ocio

Aquí vemos una playa en Irán y una playa en Israel. En Irán las mujeres tienen que ir vestidas a la playa por mandato islámico. Si quieren meterse en el agua tienen que buscar un área reservada para ellas, o a lo sumo mojarse los pies. En Israel van a la playa como en España. Pasa lo mismo con cualquier ocio o divertimento. En Irán te pueden condenar a prisión y latigazos por hacer un simple vídeo musical, algo del todo impensable en una democracia como Israel.

3. Conducir y viajar

A diferencia de Arabia Saudí, en Irán las mujeres pueden conducir, siempre que lleven puesto el velo islámico. Si no lo llevan les pueden confiscar el coche. Además, la ley iraní establece que las mujeres no pueden conducir motos en público. Para conducir coches o viajar fuera del país, necesitan el permiso de sus padres o maridos. En Israel no pasa nada de eso.

4. Creer en libertad

Según sus leyes, en Irán hay una cierta libertad religiosa, pero la práctica es más dura. El Estado es confesionalmente islámico chiíta. Aunque las minorías religiosas tienen derechos reconocidos, a menudo los clérigos y pastores de esas minorías son objeto de detenciones, arrestos, torturas y encarcelamientos por hacer proselitismo o estudiar la Biblia. También ha habido conocidos casos de condenas a muerte bajo la acusación de apostasía del Islam. Aunque no sean musulmanas, las mujeres de esas minorías religiosas están obligadas a llevar el velo islámico. A su vez, aunque se trata de un Estado oficialmente judío, en Israel hay plena libertad religiosa, también para cambiar de religión o no creer en nada.

5. Internet

Multitud de sitios están bloqueados en Irán, incluyendo Facebook, Twitter, YouTube y Google Plus. Cualquier medio crítico con el régimen islámico es susceptible de ser vetado a los internautas iraníes, incluso los sitios más pequeños. Uno de los sitios bloqueados en Irán es este blog, seguramente por las críticas que vengo lanzando desde aquí contra ese régimen antidemocrático. Nada parecido ocurre en Israel, cuya libertad de acceso a la red es equiparable a la de cualquier país de la Unión Europea. Me temo que el hecho de que este blog o el diario liberal Libertad Digital estén vetados en Irán y no en Israel debe ser un argumento progresista a favor de la república islámica.

6. Homosexualidad

En Irán a los homosexuales les ahorcan por serlo. Hace unos años Ahmadinejad dijo que en Irán no había gays. Será porque los que había se los cargaron colgándoles de una cuerda. Aunque el judaísmo condena la homosexualidad, en Israel los homosexuales tienen libertad para expresar su orientación. Desde 1998 se organizan anualmente marchas gays, y los homosexuales pueden registrarse como pareja de hecho. ¿Cómo defender a Irán en esto desde un punto de vista progresista?

7. Lapidación

En Irán el adulterio se castiga con la lapidación. Si una mujer o incluso una niña son violadas sin más testigos que el violador y se atreven a denunciar la violación, aunque haya pruebas médicas del crimen, las víctimas pueden ser acusadas de falso testimonio e incluso de dedicarse a la prostitución, siendo condenadas a ser azotadas. Irán es uno de los países que más niños condena a muerte, al fijar la mayoría de edad en 15 años para los niños y en sólo 9 años para las niñas. En 2004 una niña fue condenada a morir lapidada acusada de incesto por haber sido violada por familiares, sentencia que finalmente se cambió por la de 99 latigazos y tres años y medio de cárcel. Irán es uno de los países que más ejecuciones lleva a cabo, generalmente por ahorcamiento, castigo que se aplica a la homosexualidad, a la apostasía del Islam, al homicidio, al robo a mano armada, al tráfico de drogas y a la violación (siempre que la mujer violada pueda presentar varios testigos de la violación, algo difícil). En Israel la pena de muerte sólo está prevista para crímenes contra la humanidad y grave traición, y no se aplica desde 1954. La legislación israelí en materia de protección de la mujer está a años luz de la iraní. A pesar de ello, Israel es el único país condenado por la ONU por lesionar derechos de las mujeres. Desde la óptica progresista de las Naciones Unidas, que te azoten por haber sido violada o te lapiden por adúltera no debe lesionar tus derechos.

Dicho lo anterior, imaginemos qué pasaría si en vez de documentarse la financiación de Podemos por Irán, se hubiese documentado una financiación del PP o de cualquier otro partido por Israel, con el fin de desestabilizar nuestra democracia. ¿Se callaría como lo hace hoy nuestra izquierda, siempre presta a presentar a Israel como el mal absoluto?

Fuente: Enlace Judío México