INAUDITO: Hillary Clinton dice que Israel debe elegir entre Abbas o los terroristas del ISIS

AP_682014865879-640x400Hillary Clinton ofreció su análisis y pronóstico de la situación entre Israel y los palestinos, que, para muchos, sonaba demasiado simplista, ingenuo o simplemente ignora la realidad.  

La candidata presidencial Hillary Clinton declaró que Israel tenía dos opciones – hacer la paz con los palestinos liderados por la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas,o  hacer frente a una amenaza por el Estado Islámico (ISIS).

Durante la charla en el Foro Saban el domingo, Clinton dijo que “la bandera negra” del grupo Estado Islámico podría estar alzándose sobre los territorios palestinos si la Autoridad Palestina y el presidente Mahmoud Abbas no logran mantener el orden.

El candidato demócrata a la presidencia, y el ex secretario de Estado afirmó que un vacío de liderazgo palestino podría proporcionar una abertura para que el ISIS hiciera incursiones.

Clinton también dijo que como presidenta empujará a israelíes y palestinos hacia un acuerdo de paz. Pero ella reconoce la dificultad de la intermediación de una solución de dos estados.

Ella dijo en una conferencia en el Instituto Brookings en ​​Washington que ella entiende “la frustración y la decepción.” Pero ella también dice: “Yo no creo que se pueda renunciar a ella”.

Varios líderes israelíes han hecho múltiples intentos de paz con los palestinos y han hecho concesiones de largo alcance en las negociaciones, incluyendo el ofrecimiento a los palestinos la casi completa soberanía en Jerusalem, pero fue en vano. La rechazaron.

Clinton también prometió reconstruir las relaciones entre Estados Unidos e Israel,enfriadas bajo el presidente Barack Obama.

Clinton ofreció su visión optimista sobre la política del Medio Oriente, y sin embargo, no mencionó la ola de ataques terroristas palestinos que Israel ha estado sufriendo los últimos meses, ni ella condena a Abbas, supuesto socio de Israel en paz y el liderazgo palestino por la difusión de sus mentiras, incitación y calumnias en contra de Israel, que ha sido la fuerza impulsora detrás de la ola de terror que se ha cobrado la vida de 21 víctimas.