Hollande: Francia será implacable con el EI tras la masacre de París

El-presidente-frances-Francois_54439838867_51351706917_600_226El presidente de la República francesa, François Hollande, ha calificado la serie de atentados que golpearon anoche el centro de París con un saldo provisional de 127 muertos y 99 heridos muy críticos de un “acto de guerra organizado desde el exterior con complicidades en el interior” y acusó al Estado Islámico de estar detrás de los mismos al advertir que Francia “será implacable con el DAESH“, otro de los acrónimos con los que las fuerzas de seguridad internacionales se refieren al grupo terrorista, que controla parte de Iraq y Siria.  De hecho, poco después el propio Estado Islámico se ha atribuido la autoría de los ataques de París que coinciden en el tiempo con severas derrotas del grupo sobre el terreno en Siria e Iraq.

Hollande ha dicho que todos los dispositivos de seguridad se reforzarán y que los militares van a patrullar por París en los próximos días al tiempo que ha decretado tres días de duelo oficial en el país. Hollande ha señalado que la respuesta francesa a estos atentados será implacable contra el DAESH, siempre dentro del Estado de derecho pero con todas las herramientas posibles y coordinada con los aliados”.

Hollande ha apelado a la unidad de sus compatriotas y a mantener la sangre fría y ha destacado que “Francia es fuerte y aunque sea herida siempre se levanta”. “Lo que defendemos es nuestra patria y los valores de la civilización”, ha remachado. Hollande ha asegurado que “el país debe tomar decisiones apropiadas” y añade que es “un ataque contra Francia, contra los valores que defendemos, contra lo que somos: un país libre”.

El presidente ha anunciado que comparecerá el lunes ante el Parlamento para informar de las medidas que planea adoptar.
El presidente hablará ante las dos cámaras del Parlamento juntas en el Palacio de Versalles, una medida muy poco frecuente en la República francesa.

Francia ha vivido en la noche del viernes al sábado su peor ataque en su territorio desde la II Guerra Mundial en seis atentados en distintos puntos del centro de París. Un ataque sin precedentes en el hexágono en un año negro en el país vecino, que empezó con el ataque al semanario satírico Charlie Hebdo.

Siete de los ocho terroristas que se sabe participaron en los ataques murieron al hacer estallar sus cinturones explosivos, mientras que el octavo fue abatido por la policía.

Los agresores perpetraron seis ataques casi simultáneos en la capital: tiroteos en varios bares y terrazas del centro, una toma de rehenes en la sala Bataclan, en la que perdieron la vida más de 70 personas, y tres explosiones en las inmediaciones del Estadio de Francia, donde la selección gala disputaba un partido amistoso contra Alemania.

En la terraza del bar La Belle Equipe en la calle de Charonne han sido asesinadas 19 personas y 14 resultaron heridas de extrema gravedad. En la calle de la Fontaine-au-Roi, otras cinco personas han encontrado la muerte y otras ocho se encuentran en urgencia absoluta. En la calle Alibert, entre el bar Le Carillon y el restaurante Le Petit Cambodge, hay entre 12 y 14 víctimas mortales a las que hay que sumar diez heridos extremadamente graves.

Finalmente en Saint Dénis, cerca del estadio de Francia, tres explosiones han provocado la muerte de tres terroristas que se inmolaron con la consecuencia de un muerto. Ningún policía ha resultado muerto, por el momento. Otra persona ha fallecido en el bulevar Voltaire.

El ataque más sangriento ha tenido lugar en la sala Bataclan, que se ha saldado con más de 70 muertos entre ellos cuatro terroristas. Al filo de la una de la madrugada concluyó el asalto de la policía a esta sala de fiestas, con capacidad para 1.500 personas. Cuatro terroristas habían entrado por la noche disparando indiscriminadamente sobre el público cuando tocaba la banda californiana Eagles of Death Metal. “Una verdadera carnicería” en su interior, según el testimonio de testigos. La popular sala de conciertos es solo uno de los escenarios de la ola de atentados yihadistas coordinados de este viernes por la noche que ha dejado por lo menos 50 muertos y decenas de heridos graves en muchos otros escenarios de la capital. Este cómputo va a incrementarse considerablemente con certeza.