Castro y Bergoglio se entienden

10525831_10152566910681779_7314835889564255021_nRaúl Castro y Jorge Mario Bergoglio se entienden. Y el tirano de Cuba considera volver a la iglesia católica y rezar. Yo me leo todos los discursos del Papa. Si continúa hablando así, les aseguro que volveré a rezar y regresaré a la Iglesia. Y no lo digo en broma, dijo el hermano de Fidel Castro.

¿Cómo iba a ser de otra forma? ¿Qué tipo de cosas dice Bergoglio, que seguramente le gustan a Castro?

El dirigente católico dijo que los cristianos no deben acumular riquezas y aseguró que es virtuoso no considerar de tu propiedad aquello que te pertenece.

El dinero es el estiércol del diablo, dijo el Papa.

Bergoglio arremetió contra las reglas del mercado. Pidió que sea reestructurado el sistema de producción y distribución de la comida.

Para el Obispo de Roma la falta de solidaridad es un reto en una sociedad donde crece el individualismo.

Bergoglio declaró que la Organización de las Naciones Unidas debería alentar la redistribución de la riqueza.

No son nuestros los bienes que tenemos, dijo el sucesor de Pedro.

Jorge Mario Bergoglio criticó el capitalismo salvaje; y según él este enseña la lógica de las ganancias a cualquier costo, la de dar con el propósito de recibir y la de la explotación irracional de las personas.

Bergoglio afirma que los gobiernos tienen derecho a controlar la economía.
¡Con razón es que el tirano socialista de Cuba se siente cómodo con Bergoglio!

Algunos dirán que fue un chascarrillo de Castro; pero Birds of a feather flock together, diría mi abuela.