Escándalo: La Administración de Seguridad en el Transporte de EE. UU. contrató a 73 empleados para aeropuertos con vínculos terroristas

Un nuevo reporte gubernamental hecho público este lunes indica que la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos contrató a 73 personas para trabajar en cargos críticos de seguridad en aeropuertos de ese país a pesar de tener vínculos terroristas.

De acuerdo con el inspector general del Departamento de Seguridad Nacional, encargado del reporte, tales contrataciones se debieron en parte a que TSA no tenía acceso a la lista federal de posibles terroristas que el gobierno maneja.

Además el reporte indica que la verificación de antecedentes de empleados en 467 aeropuertos fueron “menos efectivos.”

El reporte ha sido publicado una semana después que el líder de la TSA, Melvin Carraway, fuera reasignado a otra entidad gubernamental, después que una investigación determinara que oficiales de la TSA no detectaron más de un 90 por ciento de artefactos explosivos en pruebas en varios aeropuertos del país.

Como parte de los hallazgos que se citan en el documento, investigadores encontraron que miles de registros de la TSA sobre trabajadores de aviación no tenían información biográfica completa, y en algunos casos los nombres y números de seguro social no aparecían en los campos correspondientes.

El reporte indica que las 73 personas con “posible información relacionada con terrorismo” eran empleados de aerolíneas, proveedores del aeropuerto y otros.

“TSA acepta que estos individuos recibieron acceso a áreas seguras del aeropuerto a pesar de representar una amenaza potencial de seguridad de transporte,” dijo el inspector general.

De acuerdo con el medio Bloomberg, la TSA ha accedido a mejorar sus operaciones, específicamente en seis puntos, que incluyen una mejor verificación de credenciales y documentación de empleados, y en trabajar con otras agencias de gobierno que recolectan información sobre posibles terroristas.

El inspector general de la TSA dijo que “es vital para la seguridad de los aeropuertos que solo los trabajadores completamente investigados reciban credenciales para acceder a áreas seguras de los aeropuertos de nuestra nación.”