Hackers rusos accedieron a emails de Obama

Hackers rusos accedieron a emails de Obama

Funcionarios estadounidenses revelaron que hackers rusos accedieron a correspondencia secreta desde el correo electrónico del presidente Barack Obama. Ocurrió durante una intrusión al sistema informático de la Casa Blanca el año pasado.

Los piratas informáticos, quienes también ingresaron profundamente al sistema sin clasificar del Departamento de Estado, no lograron penetrar en los servidores que controlan el tráfico de mensajes del BlackBerry de Obama, dispositivo que lleva consigo todo el tiempo.

Pero sí obtuvieron acceso a los archivos del correo de personas dentro de la Casa Blanca, y tal vez de algunos por fuera, con quien Obama se comunica regularmente. A través de esas cuentas, llegaron a mensajes que el presidente de EEUU había enviado y recibido, según reportaron autoridades de la investigación al diario New York Times.

Estos oficiales de la Casa Blanca, que hablaron bajo la condición del anonimato, dijeron que ninguna red secreta había quedado comprometida y que los hackers no habían robado información sensible.

Esto es debido a que, según explicaron, muchos funcionarios con altos cargos tienen dos computadoras en sus oficinas: una que opera en una red interna altamente segura y otra conectada con el mundo exterior para las comunicaciones no peligrosas.

Sin embargo, esas fuentes admitieron que el sistema no clasificado habitualmente contiene toda la información que se considera muy sensible: los horarios, los intercambios de correo electrónico con embajadores y diplomáticos, discusiones de espera de movimientos de personal e, inevitablemente, un cierto debate interno acerca de política.

Los oficiales no dieron a conocer el número de mensajes de correo electrónico de Obama que fueron cosechados por los hackers, ni la sensibilidad de su contenido. La cuenta de correo del presidente en sí no parece haber sido hackeada.

Explicaron que la mayoría de las reuniones para información clasificada de Obama – como la discusión matinal diaria del presidente – se notifican por vía oral o en papel (a veces complementado por un sistema de iPad conectado a redes clasificadas) y que por lo general se limitan a la Oficina Oval.

El hecho de que las comunicaciones de Obama estuvieran entre las afectadas por los piratas, que se presume están relacionados con el gobierno ruso, ha sido uno de los puntos más fuertes que se analizaron desde el principio de la investigación. Altos funcionarios de la Casa Blanca han sabido durante meses acerca de la profundidad de esa intrusión.

Las fuentes que hablaron con el diario New York Times sobre la investigación hablaron bajo la condición de anonimato debido a la delicada naturaleza de este ataque. Mientras la Casa Blanca se ha negado a identificar la nacionalidad de los piratas informáticos, otros familiarizados con la investigación dijeron que tanto en el caso de la Casa Blanca como en el del Departamento, todas las señales apuntan a los rusos.