Estados Unidos, el país preferido para trabajar

EEUU trabajo
EEUU trabajo
Foto: MIKE SEGAR / REUTERS

NUEVA YORK, 10 Oct. (Notimérica/EP) –

Una encuesta a más de 200.000 personas de 189 países diferentes realizada por el Boston Consulting Group (GBC) y The Network ha revelado que Estados Unidos es el país preferido por la mayoría de encuestados como destino laboral.

El 64 por ciento de la gente está dispuesta a moverse a otro país para trabajar por razones que van desde las circunstancias políticas a la mejora económica o la búsqueda de un cambio de vida, aunque entre los elementos que más se tienen en cuenta para trasladarse está la apreciación por el trabajo y disfrutar de una buena relación con los superiores y los compañeros.

Los países más elegidos son los de habla inglesa y Londres es la ciudad más popular del mundo. La encuesta también ha revelado que los jóvenes estadounidenses son mucho más proclives a cambiar de residencia que los mayores.

En todo el mundo, los diez países que la gente prefiere para trabajar son: Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Alemania, Suiza, Francia, Australia, España, Italia y Suecia.

PORCENTAJES DE MOVILIDAD

Los estadounidenses son los que menos aceptan cambiarse de país, con menos del 50 por ciento, frente a un 80/90 por ciento de los mexicanos, hondureños, peruanos o venezolanos que aceptarían trasladarse. En Brasil, la cifra baja al 60/70 por ciento y lo hace más todavía en Argentina, con un 50/60 por ciento de los encuestados dispuestos a moverse.

La proporción de gente que acepta trabajar en el extranjero es particularmente elevada en países que todavía se están desarrollando económicamente o están experimentando inestabilidad política. Por ejemplo, el 97 por ciento de los paquistaníes quieren trabajar fuera.

En lo que se refiere a las motivaciones para moverse de país, un 65 por ciento lo haría por tener una experiencia en el extranjero y con el mismo porcentaje también está adquirir experiencia laboral. Un 59 por ciento aseguraron que su motivo era lograr mejores oportunidades laborales.

La encuesta también ha revelado que la gente empieza a poner más énfasis en las recompensas intrínsecas del trabajo y no tanto en la compensación, valorando así la flexibilidad de horario, la buena relación con los demás o la estabilidad de la empresa.