Poca confianza Los americanos creen muy poco en los medios

Sala de prensa en la Casa Blanca

Una reciente encuesta de Gallup revela que la confianza de los americanos en cada una de las tres principales plataformas mediáticas, es decir, las noticias de la televisión, los periódicos e Internet, se ha desplomado hasta mínimos históricos.

Cuando se les pidió que identificaran una lista de 17 instituciones americanas fundamentales en las que tuvieran “mucha” o “bastante” confianza, más de un millar de encuestados colocó a estas tres plataformas, de modo sistemático, por debajo del promedio.

Las noticias de la televisión, el medio de comunicación más importante, han caído hasta un nuevo mínimo histórico. En 1993, al principio de la administración Clinton, un 66% de los americanos expresaba su confianza en las noticias de la televisión. Ahora, sólo el 22% pone en ellas su confianza, con una caída de cuatro puntos respecto al año pasado.

Sólo el Congreso de Estados Unidos tuvo un peor desempeño que las noticias de la televisión, con un paupérrimo 7% de índice de confianza.

La confianza en los periódicos americanos ha caído hasta menos de la mitad de lo que solía ser su máximo. En 1979, el 51% de los americanos ponía su confianza en la prensa escrita, pero a día de hoy solamente el 22% de los americanos expresa su confianza en los periódicos.

Y aunque las páginas web de noticias han alcanzado una preeminencia nunca antes vista en Internet, sus índices de confianza continúan a la zaga. Las fuentes informativas en Internet obtuvieron el 22% de la confianza de los americanos en la única medida anterior disponible, la de la encuesta de Gallup en 1999. Quince años más tarde, su nivel de confianza permanece en un escaso 19%.

Tras estas cifras, Geoffrey Lysaught ve un fracaso en cuanto a responsabilidad. El vicepresidente de comunicaciones estratégicas del grupo de la Fundación Heritage explicó que “no hay nada más importante para la defensa de la libertad que un periodismo de gran calidad”.

Según Lysaught, estos números son indicativos de la práctica de los medios de comunicación contemporáneos de permitir que la opinión y el sesgo suplanten a los hechos y las pruebas en sus informaciones. “El pueblo americano es inteligente y sabe cuándo los medios informativos están tomando partido en lugar de informando”.

La encuesta de Gallup se basó en entrevistas realizadas entre el 5 y el 8 de junio a 1,027 adultos. Tiene un margen de error de más menos 4 puntos porcentuales.