La nueva Guerra Fría entre Rusia y EEUU va para largo

Moscú y Washington están más cerca que nunca de una nueva Guerra Fría cuyos indicios se percibían en los últimos años y se han multiplicado a raíz de la crisis ucraniana. El antagonismo entre las dos potencias podría durar años, advierte Novie Izvestia.

La Casa Blanca y el Departamento de Estado no ocultan que no van a limitarse a las sanciones ya impuestas para presionar a Rusia, aunque por el momento no está muy claro si las nuevas represalias también serán contra ciudadanos concretos y cuál podría ser el motivo para tomarlas, comenta el diario.

En cambio, parece ser que Moscú ya ha trazado su “línea roja” a la que seguiría una respuesta contundente. “Si el Gobierno de Canadá o la OTAN cometen disparates como sancionar a bancos rusos, tendremos que responder con lo mismo”, dijo Gueorgui Mamédov, embajador ruso en Canadá, país con el que Rusia acaba de intercambiar expulsiones de diplomáticos.

Lo más probable es que la confrontación continúe con el cambio de actores concretos del “juego” diplomático, opina el rotativo, al agregar que está a punto de suceder un acontecimiento tan emblemático como el nombramiento del nuevo embajador norteamericano en Moscú.

Todo parece apuntar que el puesto será ocupado por Jonh Tefft, recuerda Novie Izvestia. Exjefe de las misiones diplomáticas de EEUU en Lituania, Georgia y Ucrania, Tefft es conocido por ser un “negociador duro” privado de toda simpatía con Rusia.

“Si el nombramiento de Tefft llega a materializarse, será sin duda alguna una señal de que Washington no piensa hacer ningún esfuerzo especial para mantener la relación (con Moscú) en un nivel aparentemente bueno”, valora Fiódor Lukiánov, presidente del Consejo de Política Exterior y Defensa y director de la revista Rusia en la Política Global.

Por ahora, la Guerra Fría que se ha abierto entre los dos países no afecta al ciudadano medio tanto en Rusia como en EEUU. Pero debemos tener en cuenta que el conflicto acaba de empezar y que ambas partes ya han dado pasos difíciles de revocar.

En opinión del experto, el statu quo que existía antes de la crisis de Crimea apenas se podrá recuperar incluso si los dos países llegan a un acuerdo sobre Ucrania.

“Durante la siguiente fase que puede durar varios años, las relaciones entre Rusia y EEUU serán de antagonismo”, advierte.

Fuente: Novie Izvestia