La visita de Kerry a Egipto pone de relieve la división con la Casa Blanca

En un artículo publicado en el portal electrónico de The Daily Beast [1] el 18 de noviembre, el veterano corresponsal Josh Rogin destaca la creciente división en el gobierno de Obama entre el Departamento de Estado y el Pentágono por un lado y Susan Rice en el Consejo Nacional de Seguridad por el otro. Según Rogin, poco antes del reciente viaje de Kerry a el Cairo (3 de noviembre), como parte de una gira más amplia por el Medio Oriente, Rice le dio instrucciones para que hiciera pronunciamientos públicos severos criticando al gobierno egipcio por haber sometido a juicio al Presidente depuesto Mohammed Morsi. No solo ignoró Kerry las órdenes de Rice sino que nunca mencionó a Morsi o al juicio durante sus apariciones públicas y privadas.