Senador demócrata advierte que Obamacare es un gigantesco desastre que se avecina

Comparte este artículo:

Recientemente, destacados demócratas así como un líder sindical han revelado públicamente sus inquietudes sobre Obamacare.

En la sesión del pasado día 17, el autor y defensor de Obamacare, el presidente del Comité de Finanzas del Senado Max Baucus (D-MT), expuso su intranquilidad sobre la confusa implementación de la ley a la encargada de la misma, la secretaria de Salud y Servicios Humanos (HHS) Kathleen Sebelius. Baucus afirmó que:

Estoy muy preocupado por que hasta ahora no se ha hecho lo suficiente, muy preocupado. Cuando vuelva a casa, sé que los pequeños negocios no tendrán ni idea de qué hacer, qué esperar, no sabrán cuáles son las reglas de disponibilidad, no sabrán qué penalizaciones se les pueden aplicar…

Mucha gente no tiene ni idea de todo esto…lo único que veo es el gigantesco desastre que se avecina y Ud. y yo hemos debatido sobre esto muchas veces y aún no veo ningún resultado.

Otro defensor de Obamacare, el senador Jay Rockefeller (D-WV), afirmó recientemente: “Soy de la opinión de que la PPACA es probablemente la legislación más compleja jamás aprobada por el Congreso de Estados Unidos…simplemente va más allá de nuestra comprensión”.

Además de las inquietudes en torno a su implementación y complejidad, uno de los sindicatos que al principio respaldaba la ley de atención médica y que, de hecho, sigue respaldando al presidente, ha anulado su adhesión a Obamacare debido al impacto que esta ley tiene en sus planes médicos.

El presidente del Sindicato Unido de Techadores, Impermeabilizadores y Trabajadores Asociados, Kinsey M. Robinson, pidió públicamente “la derogación o una reforma completa de la Ley de Cuidado de la Salud Asequible con el fin de proteger a nuestros empleadores, a nuestra industria y a nuestro activo más importante: nuestros miembros y sus familias”. La declaración pública del sindicato explica que:

Nuestras preocupaciones sobre ciertas disposiciones de la PPACA no han sido abordadas y, en algunos casos, han sido totalmente ignoradas. Debido a las prisas por lograr su aprobación, muchas de las disposiciones de esta Ley no se concibieron adecuadamente, teniendo como resultado unas consecuencias no intencionadas que son incoherentes con la promesa de que quienes estuvieran satisfechos con la cobertura proporcionada por su empleador podrían mantenerla.

Con su total implementación justo a la vuelta de la esquina, es probable que aumente el número de desertores de Obamacare a medida que la gente vaya siendo cada vez más consciente de sus devastadoras consecuencias.


Comparte este artículo: