COMMON CORE Y CSCOPE EN LA EDUCACION DE SUS HIJOS

COMMON CORE Y CSCOPE EN LA EDUCACION DE SUS HIJOSSi dejamos que se implemente Common Core en los Estados Unidos, será un mundo fascista y cada persona se verá obligada a vivir bajo un gobierno dictador, donde se baja la inteligencia, donde todos son igualmente inteligente, igualmente capaces, igualmente capacitados, igualmente capaz e igualmente educados con un diploma en la pared que ni vale el costo del papel con que está impreso.

A finales de los setenta, los americanos estaban muy orgullosos y muy protectores de sus libertades otorgadas por la Constitución de los Estados Unidos y de su posición en el mundo como una nación capitalista. Sólo la mera idea de que alguien venía de un país comunista levantó las cejas y señaló preguntas acerca de la lealtad.

Luego el 17 de octubre de 1979, el Presidente Jimmy Carter firmó la Ley de Organización del Departamento de Educación, el Departamento de Educación comenzó a operar en 04 de mayo de 1980, y las cosas comenzaron a cambiar.

El comportamiento patriótico popular y la protección de su cultura, su lengua, del sistema capitalista en general que hizo la nación más próspera en la tierra, se empezaron a debilitar cada vez más abiertamente. Entre los culpables fueron los maestros que avanzaron agendas socialistas personales a los jóvenes impresionables que creían cada palabra que dijeran.

En 1979 la oficina de educación tenía 3.000 empleados y un presupuesto anual de $12 billones. En 2013 el Departamento de Educación (DOE), con una posición de nivel de gabinete, cuenta con 5.000 empleados y un presupuesto de $69,8 billones.

La cámara de representantes en 1979 habían votado 210-206 a favor de la aprobación de la Ley de Organización del Departamento de Educación.  Los republicanos se opusieron a la elevación del Departamento de Education (DOE) a nivel de gabinete como inconstitucional, una intrusión innecesaria en los gobiernos estatales y locales por los federales (estaban correctos, vean Normas Fundamentales Comunes (COMMON CORE) y No Child Left Behind) y la creación de otra gran burocracia (también tenían razón). La American Federation of Teachers estubo opuesta a la ley.

Los demócratas y liberales pensaban que el DOE era constitucional bajo la cláusula de comercio (Commerce Clause) y la apropiación de fondos legales bajo la cláusula de gasto y gravar (Taxing and Spending Clause). La Asociación Nacional de Educación con 1,8 millones de miembros apoyaron la ley. Las enmiendas fueron propuestas por los que apoyaron el proyecto de ley para frenar ‘busing’ de escuela, para prohibir el uso de cuotas raciales y de género para la admisión a la Universidad y para fomentar el rezo en las escuelas.

“Busing”, cuotas raciales y de género  están firmemente en su lugar hoy.  El rezo en las escuelas o referencias a Dios se han ido definitivamente en la mayoría de las escuelas y las cruces están cubiertas, no queremos disgustar a los ateos, budistas, hindúes o el Islam.  Los liberales políticamente correctos coartan la libertad de expresión explican que es la separación de iglesia y estado, sin embargo, promocionan el alojamiento sin fin de otras religiones y culturas. Pediendo a los estudiantes a pisotear la palabra de Jesús o a pisotear la bandera americana es una actividad de aula “iluminada” aprobada por la academia progresiva.

Como escribí en mi primer libro, “Ecos del Comunismo,” (“Echoes of Communism,”)  he encontrado que la educación, el plan de estudios y sus normas de certificación bastante extraño. No entiendo cómo una persona con un doctorado en Artes y Ciencias podría no enseñar a todos los niveles en el sistema escolar público a menos que sea certificado por el Departamento de educación pero podría enseñar a los estudiantes de Universidad.

Yo no entendía la fuerza que la unión de maestros, NEA, tenida sobre el empleos y cómo creó las normas para el Departamento de Educación, escribió los libros de texto y determino el currículo, un currículo que celosamente había promovido ideas socialistas/comunistas e ideales en ciencias sociales, economía, ciencias de la tierra, Inglés y lenguas extranjeras.

Al principio atribuí mi choque básico con las ideas educacionales de otros maestros  a mis problemas de asimilación.  Los maestros me decían, esto es cómo hacemos las cosas en este país y, si no te gusta, puede volver de dónde vienes. Yo no quise hacer eso, porque eso es exactamente por qué me fui de mi país – la educación, cómo la gente piensa, vive, comporta, y lo que aprenden fue dictado y completamente regulado por el partido comunista en el aula.

Comencé a darme cuenta rápidamente que la mayoría de estos maestros eran extremadamente liberales y que estaban actuando y comportándose como nuestros funcionarios comunistas. Cuando me convertí en un maestro, como conservador, era uno de los pocos conservadores en educación, habiendo completado la mayor parte de mis estudios en un ambiente de Artes y Ciencias, salvo unas cuantas clases de educación universitaria que no me ayudo a convertirme en una maestra mejor.

No comprendía cuan lavados del cerebro por sus previos maestros estaban mis estudiantes universitarios hasta que traté de decirles lo que la vida y educación eran bajo el sistema de comunismo. Ninguno de ellos me creyeron, hasta se estaban riendo!  Entonces dejé de contar mi historia sobre el comunismo, pues era un ejercicio en futilidad.  El daño a las mentes de estos jóvenes era tan profundo, que ni incluso el contacto con alguien que realmente vivió bajo el comunismo les convenció. ¿Por qué no?

Los niños eran muy impresionable y confiaban tanto de sus maestros de primarias, secundaria y preparatoria que una vez que llegaban a la Universidad, ya fueron expuestos a una gran dosis de adoctrinamiento que “el socialismo, la justicia social y la equidad son grandiosos”.  La mayoría de los padres no sabían lo que sus maestros inculcaban en cerebros de esponja-como los de sus hijos. Estaban demasiado ocupados para ganarse la vida, algunos de ellos eran ellos mismos ignorantes, incluso aquellos con títulos universitarios. También los profesores hábilmente disfrazaban lo que estaban haciendo en el aula.

El ejemplo más flagrante es el currículo CSCOPE en Texas, diseñado por una empresa privada como “material didáctico” y no el plan de estudios, escapando así a cualquier escrutinio. Las lecciones son escritas por el personal de CSCOPE y antiguos profesores y estas no son difundidas o proveídas a los padres. CSCOPE Review, un grupo vigilante independiente, descubrió un plan de lección que comparaba el histórico Boston Tea Party como un acto de terrorismo. En otro ejemplo, los estudiantes se les pidió que diseñaran la bandera para una nueva nación socialista. Glenn Beck entrevistó a los profesores, David Barton, Pat Gray, Mary Bowen, Stan Hartzler y el senador de Texas Dan Patrick sobre CSCOPE.

El 27 de febrero de 2012, escribí un artículo, “Common Core and Universal Design for Learning,”  que recibió poca atención. Como de costumbre, los estadounidenses estaban preocupados por la última crisis fabricada, y los medios estadounidenses  a propósito ignoran las implicaciones de una educación genérica para todos. No creo que era una buena idea. Haciendo hincapié en el trabajo “colectivo”, Arne Duncan describe Common Core Standards como un currículum de un tamaño que sirve para todos, en el que todos los niños pueden aprender a “normas de alto rendimiento”, haciendo caso omiso de los hechos que nacemos con diferentes IQs, diferentes talentos e intereses diferentes que no pueden moldearse por autorización del gobierno.

Al parecer, las pruebas estandarizadas “no producen una medida válida y confiable de lo que minorías significativas de estudiantes realmente saben, especialmente los estudiantes  deshabilitados, los que están aprendiendo el idioma inglés o de diversas culturas. Sin una medida precisa, los sistemas de rendición de cuentas no sólo son ineficaces, son un-éticos.”  La educación utilizando Common Core debe ser “colectiva” (palabra código del comunismo). Si los estudiantes no son iguales, la autoestima está lastimada. Grados y títulos deben ser iguales para trabajo desigual con el fin de lograr la justicia social en la educación. Individualismo es desalentado pero en realidad  el rudo individualismo es el que ha hecho grande a este país.

Common Core es peor de lo que yo había imaginado. El American Principles Project (think-tank conservador) encontró que Common Core es una variable en un plan más grande para obtener y mantener información de los niños desde el nacimiento a la edad de trabajo.

Michelle Malkin descubrió que el paquete de estímulo de 2009 tiene un fondo monetario de estabilización fiscal (State Fiscal Stabilization Fund) el cual ofrece esos fondos monetarios a los estados para un “sistema de datos longitudinal (LDS) para recopilar datos sobre estudiantes de escuelas públicas” tales como salud, ingreso familiar, religión y la tarea.

The Blaze, el sitio de Glenn Beck en el internet describe un informe del DOE de 44 páginas que indica la posibilidad de implementar a través de técnicas como ” functional MRIs ” (exploración y mapeo de la función del cerebro de un niño), de monitoreo de núcleo común “utilizando cámaras para juzgar las expresiones faciales, asientos electrónicos que determinan la postura, ratón de la computadora sensible a la presión y una muñequera biométrica.”

Si dejamos que se implemente Common Core en los Estados Unidos, será un mundo fascista y cada persona se verá obligada a vivir bajo un gobierno dictador, donde se baja la inteligencia, donde todos son igualmente inteligente, igualmente capaces, igualmente capacitados, igualmente capaz e igualmente educados con un diploma en la pared que ni vale el costo del papel con que está impreso.

Para mas información consulte los artículos de educación en http://bwcentral.org/category/edcentrl/