August 16, 2018

En Qué Consisten Las Nuevas Sanciones De Estados Unidos A Irán.

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos firmó ayer la Orden Ejecutiva reimponiendo ciertas sanciones a Irán, con la intención de disuadir al régimen de Teherán de continuar con el avance de su programa nuclear con fines militares, anunció la Casa Blanca.

“Las sanciones de Irán se han impuesto oficialmente. Son las sanciones más duras aprobadas nunca y en noviembre todavía aumentarán un nuevo nivel”, anunció Trump en Twitter.

El pasado mes de mayo, Trump retiró a Estados Unidos del Plan de Acción Integral Conjunto del 14 de julio de 2015 (JCPOA por sus siglas en inglés) y anunció una reimposición gradual de las sanciones al final de dos períodos de “cancelación” de 90 y 180 días.

“El presidente se negó a certificar el acuerdo nuclear de la administración anterior (La de Obama) con Irán, que inundó las arcas del régimen con decenas de miles de millones de dólares en efectivo, dinero que podría usar para reprimir a su propio pueblo y apoyar el terrorismo en todo el mundo”, afirmó el vicepresidente Mike Pence en enero.

La ventana de 90 días cerró anoche a las 04.00 horas GMT , y el primer conjunto de sanciones entró en vigor.

Estas sanciones son: 

  • Sanciones en la compra o adquisición de billetes de dólar por parte del Gobierno de Irán.
  • Sanciones sobre el comercio de Irán de oro o metales preciosos.
  • Sanciones sobre la venta, suministro o transferencia directa o indirecta hacia o desde Irán de metales de grafito crudos o semiacabados, como aluminio y acero, carbón y software para integrar procesos industriales.
  • Sanciones sobre transacciones significativas relacionadas con la compra o venta de riales iraníes, o el mantenimiento de fondos o cuentas importantes fuera del territorio de Irán en riales iraníes.
  • Sanciones sobre la compra, suscripción o facilitación de la emisión de deuda soberana iraní.
  • Sanciones en el sector automotriz de Irán.

Además, pasado el período de recuperación de 90 días que finalizó ayer 6 de agosto de 2018, el gobierno de EE. UU. revocará las siguientes autorizaciones concedidas al amparo del acuerdo nuclear de julio de 2015 sanciones principales con respecto a Irán:

  • La importación en los Estados Unidos de alfombras y productos alimenticios de origen iraní y ciertas transacciones financieras relacionadas de conformidad con licencias generales bajo el Reglamento de Transacciones y Sanciones Iraníes.
  • Actividades emprendidas en virtud de licencias específicas expedidas en relación con la Declaración de política de licencias para actividades relacionadas con la exportación o reexportación a Irán de aviones comerciales de pasajeros y partes y servicios relacionados.

El departamento del Tesoro, que publicó la lista de sanciones previstas el pasado 8 de mayo, advertía a “las personas que participen en las actividades enumeradas anteriormente, realizadas de conformidad con las sanciones de los EE. UU., deberían tomar las medidas necesarias para reducir estas actividades antes del 6 de agosto de 2018, para evitar la exposición a sanciones o una acción coercitiva bajo la ley de los EE. UU.”.

La segunda ventana de 180 días se cierra el 4 de noviembre, fecha que supondrá la entrada en vigor de otro paquete de sanciones. El departamento del Tesoro advierte  nuevamente que se tienen otros tres meses adicionales disponibles para las empresas en los sectores de energía, infraestructura y financiero de Irán. A partir de ese momento, las sanciones serán sobre:

  • Operaciones portuarias, navieras y navales iraníes.
  • Compra de petróleo y derivados del petróleo de Irán.
  • Transacciones de instituciones financieras extranjeras con el banco central iraní e instituciones financieras.
  • Proporcionar servicios de suscripción, seguros o reaseguros en Irán.
  • El sector de energía de Irán.

Impacto de las sanciones

Las sanciones impuestas son “extraterritoriales” y se aplican no solo a individuos y empresas estadounidenses, sino también a empresas o individuos no estadounidenses. Su objetivo es penalizar la actividad comercial y de inversión relacionada con Irán por parte de todos los que no están específicamente excluidos de las sanciones.

Muchas empresas ya han anunciado el cese de su actividad comercial con Irán, lo que ha sido recibido con agrado por el presidente Trump.

El presidente Trump y Mike Pence

“Me complace que muchas empresas internacionales ya hayan anunciado su intención de abandonar el mercado iraní, y varios países han indicado que reducirán o terminarán las importaciones de petróleo crudo iraní”, señaló el presidente en un comunicado.

Sin embargo, la UE, Alemania, Francia y Reino Unido emitieron una declaración conjunta el lunes lamentando la decisión de Trump de retirarse del acuerdo. “Lamentamos profundamente la reimposición de sanciones por parte de los Estados Unidos, debido a la retirada de este último del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA)”.

Por su parte Teheran también reaccionó ayer: “Por supuesto, el acoso y las presiones políticas estadounidenses pueden causar cierta interrupción, pero el hecho es que en el mundo actual, Estados Unidos está aislado”, dijo a periodistas el ministro de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif, según la agencia semioficial de noticias ISNA.

Sin embargo, a pesar de las declaraciones de indignación de los europeos, muchos economistas y expertos en asuntos estratégicos cuestionan su capacidad y determinación para respaldar a Teherán en un enfrentamiento directo “con nosotros o contra nosotros” con Estados Unidos, más aún si eso significa buscar alianzas con China o Rusia.

El rial se ha desplomado a la mitad de su valor de abril

La economía de Irán, que depende en gran medida de las exportaciones de petróleo, se ha visto afectada desde mayo debido a que las empresas cancelaron acuerdos e inversiones, y el rial se ha desplomado a la mitad de su valor de abril. Estados Unidos ha dicho a terceros países que deben detener las importaciones de petróleo iraní o enfrentar sanciones de Estados Unidos.

“A medida que continuamos aplicando la máxima presión económica sobre el régimen iraní, estoy abierto a alcanzar un acuerdo más amplio que aborde toda la gama de actividades malignas del régimen, incluido su programa de misiles balísticos y su apoyo al terrorismo. Estados Unidos celebra la asociación con naciones que tengan ideas afines en estos esfuerzos”, asegura Trump.

“Estados Unidos continúa apoyando al sufrido pueblo iraní, que es el legítimo heredero de la rica herencia de Irán y las verdaderas víctimas de las políticas del régimen. Esperamos el día en que la gente de Irán y todas las personas de la región puedan prosperar juntas en condiciones de seguridad y paz”, concluye el presidente Trump.