September 24, 2018

Reporte De Menores Inmigrantes Ilegales Revela Alta Incidencia Criminal En EE.UU.

WASHINGTON, Estados Unidos – La afluencia masiva de menores no acompañados que cruzan ilegalmente la frontera sudoeste hacia Estados Unidos plantea muchos desafíos adicionales, incluidos serios crímenes, según un informe publicado por Judicial Watch el 10 de julio.

Judicial Watch utilizó la Ley de Libertad de Información para obtener documentos de Servicios Humanos y Salud  (HHS), agencia que alberga temporalmente a menores no acompañados después de ser detenidos por la Patrulla Fronteriza.

Los documentos incluyeron “informes de incidentes significativos” procesados por HHS durante el período de seis meses de mayo a noviembre de 2014.

Según el reporte, entre los menores no acompañados bajo custodia de Servicios Humanos y Salud durante ese período se registraron asesinos admitidos, violadores, narcotraficantes, prostitutas y traficantes de personas.

Para todo el año fiscal 2014, se registraron 24.680 informes de incidentes significativos, de acuerdo con Judicial Watch.

En el mismo año fiscal, más de 68.000 menores no acompañados fueron detenidos en la frontera suroeste, lo que arroja una tasa de incidentes del 36 por ciento, si un incidente representa a un menor no acompañado.

Un “incidente significativo” incluye crímenes cometidos por menores no acompañados y crímenes cometidos contra ellos. El informe detalla ejemplos de menores que fueron violados o molestados en su viaje a Estados Unidos o una vez que llegaron a Estados Unidos.

Los registros de Servicios Humanos y Salud revelan el caso de una menor no acompañada, que una vez reunida en Estados Unidos le dijo a su madre que estaba embarazada.

“Cuando la madre le preguntó quién era el padre de su hijo, ella respondió de mala gana que había sido agredida sexualmente por su guía varias veces”, indica el informe de HHS.

“La persona declaró que la primera vez que la agredió sexualmente fue la noche del 30 de marzo de 2014. Dijo que el guía la agredió sexualmente todas las noches entre el 30 de marzo y el 6 de abril. Declaró que el guía la protegía y cuando fue recogida por inmigración, la reclamó como su esposa. Ella dijo que por temor a represalias no denunció el asalto sexual a nadie”.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza han dicho que los padres algunas veces dan a sus hijas pastillas anticonceptivas antes del viaje, anticipándose a que serán violadas en el camino.

Una niña, en octubre de 2014, recibió un aborto en Estados Unidos después de haber sido violada durante su caminata hacia el norte, según los registros de HHS.

Agentes de la Patrulla Fronteriza revisan los documentos de los inmigrantes ilegales en Texas en la frontera de EE. UU.-México el 8 de diciembre de 2015. (John Moore / Getty Images)

Menores no acompañados

La gran mayoría (casi el 80 por ciento) de los menores no acompañados proviene de los países centroamericanos Honduras, El Salvador y Guatemala.

Por definición, un niño extranjero no acompañado es una persona menor de 18 años que no tiene padre o tutor legal en Estados Unidos, o no tiene padre o tutor legal en los Estados Unidos que esté disponible para brindar cuidado y custodia física, según el Departamento de Seguridad Nacional.

Al respecto Seguridad Nacional determinó que alrededor del 60 por ciento de los niños inicialmente identificados como “niños extranjeros no acompañados” son liberados por la Oficina de Reubicación de Refugiados del HHS en un promedio de 57 días a un padre que ya vive ilegalmente en Estados Unidos.

Los condados que absorben el mayor número de estos niños son el condado de Harris en Texas, el condado de Los Ángeles, el condado de Suffolk en Nueva York y el condado de Miami-Dade en Florida.

Estos cuatro condados han absorbido a más de 35.000 menores no acompañados en sus comunidades y escuelas en los últimos 3 1/2 años.

Los cuatro condados también están luchando con la proliferación de violencia de pandillas MS-13.

Agentes del Departamento de Inmigración y Aduana de Investigaciones de Seguridad Nacional registran a un presunto miembro de la pandilla MS-13 y hondureño nativo después de arrestarlo en Brentwood, N.Y., el 29 de marzo de 2018. (John Moore / Getty Images)

Joe Kolb, director ejecutivo del Southwest Gang Information Center, dijo que los menores no acompañados se convierten en objetivos de la MS-13 en Estados Unidos, si es que aún no lo han hecho en su país de origen.

“Todos y cada uno de estos niños son potenciales reclutas de MS-13 o una posible víctima de MS-13”, dijo.

Los documentos de Servicios Humanos y Salud (HHS) muestran como un hombre joven fue obligado a unirse a la MS-13 mientras estaba en su país de origen.

“El menor reportó que ellos menazaron con matarlo si llamaba a la policía o no se unía a su pandilla (MS). Informó que fue forzado a unirse a la pandilla desde que lo amenazaron con matarlo a él y a su familia”, dice el documento. “El menor compartió que los miembros de la pandilla le daban drogas y hacían que las usara mostrándole sus armas. El menor reportó que las razones porque los miembros de la pandilla dan drogas a los niños es para hacerlos adictos”.

“El menor también compartió que los miembros de la pandilla querían que vendiera las drogas. Afirmó que la primera vez que le hicieron vender drogas, le mostraron su arma. El reportó que entendió que si él no vendía drogas, sería asesinado”.

Kolb dijo que el problema en Estados Unidos es el gran volumen de menores que se colocan en las comunidades sin previo aviso. Dijo que, aparte de las escuelas totalmente desbordadas, los menores crean un “efecto de relleno” para la reclutar MS-13.

“Por ejemplo, 25 miembros de MS-13 fueron arrestados en el condado de Suffolk. Bueno, detrás de ello, hemos colocado casi 1000 menores no acompañados allí, que son posibles reclutas, así que no estamos eliminando lo que llamo como ‘efecto de relleno’ de la pandilla”, dijo Kolb.

El condado de Suffolk, Nueva York, ha absorbido a más de 5000 menores no acompañados desde el comienzo del año fiscal 2014, según el Servicios Humanos y Salud.

“Eso es lo absurdo de esto. Y es por eso que el Departamento de Inmigración y Aduana (ICE) necesita permanecer y existir”, dijo Kolb. “Es una propuesta puramente imbécil incluso presentar que [el ICE sea abolido]. Está hecho por personas ingenuas que no tienen idea de la complejidad de este problema”.

Oleada de 2014

La oleada de inmigrantes en la frontera suroeste en 2014 fue causado en parte por la interpretación errónea de la orden ejecutiva del expresidente Barack Obama de 2012, la cual otorga a los extranjeros ilegales que ingresaron al país como menores, un permiso de trabajo y protección contra la deportación, conocida como Acción Diferida para Llegadas Infantiles (DACA )

Kolb dijo que muchos defensores promovieron la idea de que solo por el hecho de presentarse, los menores serían elegibles para DACA.

“Y obviamente ese no es el caso”, dijo. “Pero luego, cuando tienes 50.000 niños apareciendo, tienes que hacer algo con ellos. No puedes dar la vuelta a un niño de 12 años en la frontera y decir: ‘De acuerdo, vete a casa’”.

“Así que fuimos victimizados por nuestra propia política, esa es probablemente la mejor manera de decir esto”.

Kolb dijo que la enmienda de la Ley de reautorización de la protección de las víctimas de la trata ayudaría. Dijo que la ley debe establecer que un niño no puede ser colocado con un extranjero ilegal.

“Te garantizo que tal vez no verás una desaparición completa de esto, pero sí verás a un buen número de estos niños que ya no vendrán aquí, porque no tendrán un patrocinador legal para ser ubicado”, destacó.

Fuente: La Gran Epoca