June 18, 2018

El Presidente Trump Y Jerusalén.

Jerusalén ha sido la capital de Israel desde hace 3.000 años, cuando el Rey David consagró a la ciudad como la capital de Judea. La historia nos dice que el Rey Salomón, hijo del Rey David, construyó el Templo e instaló el Arca de la Alianza en Jerusalén.

Según él Viejo Testamento, el Rey Ciro declaró que adoptaría las disposiciones necesarias para que los judíos restauren la tierra de Judea. Posteriormente, Ciro permitió el regreso de las comunidades judías a Jerusalén después de ser deportadas en Babilonia.

No obstante múltiples hechos históricos, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la mayoría de los países del mundo se han negado a reconocer a Jerusalén como la capital del Estado Judío.

Es importante recalcar que el Parlamento de Israel, la oficina del Primer Ministro, la residencia del presidente, la Corte Suprema de Justicia y todas las agencias de la rama ejecutiva están en Jerusalén. En otras palabras, Jerusalén es la sede del gobierno de Israel.

El Parlamento de Israel en la ciudad de Jerusalén

Estados Unidos fue el primer país del mundo en reconocer el Estado de Israel. De hecho, en 1.948 el presidente demócrata Harry Truman reconoció oficialmente a Israel.

En 1.995 el congreso de EEUU aprobó mayoritariamente trasladar la embajada desde Tel Aviv a Jerusalén. La ley dio al presidente el poder de retrasar el traslado de la embajada cada 6 meses. La decisión del congreso fue reafirmada este año en el Senado estadounidense con una votación de 90-0. Desde entonces, varios presidentes prometieron trasladar la embajada; sin embargo, ninguno lo hizo.

Poco después que Trump asumió el poder, más de 100 diputados republicanos escribieron una carta al nuevo mandatario. Los diputados solicitaron al presidente que reconozca formalmente la Ciudad Santa como la capital soberana de Israel.

Además, la carta de los republicanos criticó una decisión previa del presidente Obama en la ONU. Obama permitió la aprobación de una resolución del Consejo de Seguridad que condenaba la presencia judía en Judea, Samaria y el sector Este de Jerusalén.

El 6 de diciembre de 2.017 Donald Trump reconoció oficialmente y finalmente a Jerusalén como la capital de Israel.

El presidente Trump reconoce a Jerusalén como la capital de Israel

El 14 de mayo del presente año el presidente Trump dijo: “Hoy, a través de este reconocimiento, abrimos nuestra embajada en la tierra histórica y sagrada de Jerusalén”

Donald Trump anunció su decisión el mismo día que el presidente Harry Truman reconoció al Estado de Israel. El 14 de mayo fue el 70 aniversario de la creación de Israel.

Trump fue el único presidente en cumplir la promesa de trasladar la embajada norteamericana a Jerusalén. Trump tuvo la determinación de hacer lo que otros mandatarios prometieron.

El mismo día, el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, agradeció al presidente estadounidense por “tener el coraje” de cumplir su promesa. Netanyahu agregó. “Qué día glorioso para Israel; estamos en Jerusalén, y estamos para quedarnos”.

La noche previa, en vísperas de la transferencia formal de la embajada estadounidense, los judíos proyectaron un mensaje en la paredes del Templo. El mensaje decía “Gracias presidente Trump”. Junto al mensaje se podía ver las banderas de Israel y Estados Unidos.

La frase “Gracias presidente Trump” proyectada en el Templo de Jerusalén

Donald Trump cumplió las profecías de Sacarías, Isaías y Jeremías; y su nombre estará para siempre ligado a la Ciudad Santa de Jerusalén.

VIDEO: Apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén.