August 18, 2018

Propuesta De Trump Para Mejorar Seguridad En Escuelas Incluye A Maestros Armados.

El plan del presidente Donald Trump para combatir los tiroteos en las escuelas incluirá ayuda para que los estados puedan pagar para entrenar a los maestros en el manejo de armas y para mejorar el sistema de revisión de antecedentes.

La medida del mandatario no incluye un esfuerzo para incrementar la edad mínima para comprar armas de asalto o para realizar una revisión de antecedentes más extensiva, como Trump ha veces ha propuesto.

En lugar de eso, una nueva comisión federal sobre seguridad escolar examinará el asunto de la edad, así como una larga lista de otros temas, como parte de un esfuerzo a largo plaza sobre seguridad en las escuelas y violencia.

En una llamada telefónica con periodistas la tarde del domingo, funcionarios del gobierno describieron el plan como el resultado del pedido de Trump por tomar acción luego de la masacre de Parkland, en Florida, que terminó con 17 muertos, la mayoría estudiantes.

“Hoy estamos anunciando acciones significativas, pasos que se pueden tomar de inmediato para ayudar a proteger a los estudiantes”, dijo la secretaria de educación, Betsy DeVos, quien dirigirá la comisión.

Como parte del plan, la Casa Blanca ha ordenado al Departamento de Justicia que ayude a los estados a colaborar con las agencias del mantenimiento del orden para proveer “entrenamiento sobre armas de fuego específicamente a personal escolar calificado y voluntario”, indicó del director del Domestic Policy Council, Andrew Bremberg.

Trump ha pedido a los estados que aprueben temporalmente órdenes de protección de riesgo, las cuales permitirán a los agentes del orden confiscar armas de individuos que signifiquen un riesgo para ellos mismos y para otros, y para que se les prohíba comprar temporalmente armas.

El presidente también está solicitando una mejor coordinación entre funcionarios de salud mental, escolares y policiales. También ha pedido una revisión completa y una auditoría de la línea de pistas del Buró Federal de Invesigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

En las semanas posteriores a la masacre, Trump sostuvo sesiones de consulta con legisladores, sobrevivientes de tiroteos recientes en escuelas y familiares de las víctimas. Él también habló con los dirigentes de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en ingles).

La NRA demandó el viernes al estado de Florida por una nueva ley que firmó el gobernador Rick Scott y que prohíbe la venta de armas de fuego a personas menores de 21 años.

Un vocero de la Casa Blanca dijo temprano el domingo que “el presidente ha sido claro sobre el hecho de que apoya elevar la edad mínima a 21 años”.

Fuente: The Associated Press