April 21, 2018

EL GOLPE DE ESTADO CONTRA EL VATICANO.

Líderes católicos piden investigación a Trump por la participación del gobierno de Obama en golpe de estado contra el Vaticano. 

El presidente Barack Obama hizo un memorándum secreto y clasificado llamado Orden Presidencial 11 donde decía que quería entregar el Medio Oriente al control de Irán y el norte de África a al-Qaida y los Hermanos Musulmanes. 

El presidente Barack Obama y el Papa Francisco comparten sonrisas en el Vaticano. ¿Le daría las gracias el Papa Francisco a Obama por haber expulsado a Benedicto del trono de San Pedro y escogerlo a él?

 

Frank de Varona escribió el libro, Trump’s America Under Siege (La América de Trump bajo ataque), que fue publicado el 26 de enero de 2018.

En mi libro, Trump’s America Under Siege, expliqué en el capítulo 33 que el presidente Barack Obama hizo un memorándum secreto y clasificado llamado Orden Presidencial 11 donde decía que quería entregar el Medio Oriente al control de Irán y el norte de África a al-Qaida y los Hermanos Musulmanes. La secretaria de Estado Hilary Clinton, Samantha Powers y otros en el gobierno de Obama implementaron esta política violando múltiples leyes internacionales y de los Estados Unidos al crear caos, guerras civiles y el derrocamiento de varios gobiernos en la región durante la llamada “Primavera Árabe.” Le he escrito a la Casa Blanca pidiendo al presidente Trump que desclasifique este documento secreto de Obama para que el mundo entero sepa que el ex presidente y varios miembros y aliados de su administración son traidores, sean encausados y llevados a la cárcel.

Ahora un grupo de líderes católicos, entre ellos el teniente coronel retirado David L. Sonnier; Michael J. Matt, editor de The Remnant; Christopher A. Ferrara, presidente de Los Abogados Católicos de América; Chris Jackson, Catholics4Trump.com y Elizabeth Yore, fundadora de YoreChildren, cita nuevas evidencias descubiertas en los correos electrónicos publicados por WikiLeaks para denunciar que el Papa conservador Benedicto XVI no renunció por iniciativa propia, pero fue expulsado del Vaticano por un golpe de estado llevado a cabo por el gobierno del presidente Obama y sus aliados durante lo que ellos llamaron la “Primavera Católica.”

El Papa marxista Francisco fue ayudado a llegar al poder a través de un golpe de estado contra el Papa conservador Benedicto XVI orquestrado por el presidente Barack Obama, la secretaria de Estado Hillary Clinton, George Soros, John Podesta y otros trabajando con cardenales y obispos europeos que se auto titularon “la Mafia de San Gallen”. El PapaBenedicto XVI sirvió como Papa de la Iglesia Católica de 2005 a 2013antes de renunciar inesperadamente en circunstancias inusuales. Al convertirse en el primer Papa en dimitir desde el Papa Gregorio XII en 1415.

El 2 de abril de 2017 el sitio web Rambalibre publicó un artículo titulado “Soros, Obama y Clinton orquestaron un golpe para derrocar a Benedicto XVI”. El artículo explicó que correos filtrados por Wikileaks muestran financiación de la Fundación Open Society de George Soros para cambiar “la Iglesia y desvirtuar su doctrina, desterrado todo discurso sobre familia y vida y centrándolo en consideraciones de la corrección política como el cambio climático, los refugiados o la desigualdad.” La persona que esos documentos señalan como el hombre de Soros en el Vaticano es el cardenal hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga conocido ahora como el Vice Papa. 

El cardenal hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga es el hombre de George Soros en el Vaticano.

Fidel Castro dijo en una ocasión delante de un gobernante italiano que la Iglesia debía nombrar Papa a Maradiaga. El cardenal hondureño es el vocero del Vaticano ante dos organizaciones globalistas del Nuevo Orden Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

El artículo del sitio web Rambalibre señala a George Soros, Barack Obama y Hillary Clinton como los líderes de un golpe en el Vaticano para derrocar al Papa conservador Benedicto XVI y reemplazarlo con el radicalmente izquierdista Papa Francisco, según un grupo de líderes católicos que citan evidencia de varias fuentes, incluyendo correos electrónicos de WikiLeaks.

Otros que estuvieron involucrados en el golpe fueron el amigo de los Clintons John Podesta, el fundador de Voces para el Progreso Sandy Newman y el antiguo banquero de Goldman Sachs Internacional, ex comisionado de la Unión Europea y por la última década representante especial para la Migración Internacional de la ONU, el irlandés globalista Peter Sutherland.

El Papa Benedicto XVI sirvió como Papa de la Iglesia Católica de 2005 a 2013 antes de renunciar abruptamente en circunstancias extremadamente raras.

El artículo dice que Soros, Obama y Clinton utilizaron la maquinaria diplomática, el músculo político y el poder financiero de Estados Unidos para coaccionar, sobornar y chantajear el “cambio de régimen” en la Iglesia Católica para reemplazar al Papa conservador Benedicto XVI por el actual Papa Francisco, un marxista de la teología de liberación de la Iglesia. El Papa Francisco se ha convertido en un portavoz para la izquierda radical internacional.

El 20 de enero de 2017, un grupo de líderes católicos enviaron una carta al presidente Donald J. Trump instándole a que lance una investigación oficial sobre las actividades de George Soros, Barack Obama, Hillary Clinton y otros, quienes afirman que participaron en la orquestación de la “Primavera Católica” para un cambio de régimen en el Vaticano.

Los líderes católicos citan ocho preguntas específicas que tratan de responder sobre los acontecimientos sospechosos que llevaron a la renuncia del Papa Benedicto XVI. En su carta al presidente dicen lo siguiente:

“Aproximadamente un año después de esta discusión por correo electrónico, que nunca se pretendía hacer pública, encontramos que el Papa Benedicto XVI abdicó bajo circunstancias muy inusuales y fue reemplazado por un Papa cuya aparente misión es proporcionar un componente espiritual a la agenda ideológica radical de la izquierda internacional. El Pontificado del Papa Francisco ha cuestionado su propia legitimidad en multitud de ocasiones”.

“Seguimos desconcertados por el comportamiento de este Papa cargado de ideología, cuya misión parece ser una de las agendas seculares de la izquierda en lugar de guiar a la Iglesia Católica en su misión sagrada. El mundo se encuentra aturdido por la ideología izquierdista del Papa Francisco. Simplemente no es el papel apropiado de un Papa involucrado en la política hasta el punto de que se le considere como el líder de la izquierda internacional”.

Ellos continuaron en su carta diciendo lo siguiente: “Con todo esto en mente, y deseando lo mejor para nuestro país, así como para los católicos en todo el mundo, creemos que es responsabilidad de los católicos leales e informados de los Estados Unidos para solicitarle que autorice una investigación sobre las siguientes preguntas:

– ¿Con qué fin estaba monitoreando la Agencia Nacional de Seguridad el cónclave que eligió a Francisco?

– ¿Qué otras operaciones encubiertas fueron llevadas a cabo por los agentes del gobierno de Estados Unidos con respecto a la renuncia del Papa Benedicto XVI o el cónclave que eligió al Papa Francisco?

– ¿Los agentes del gobierno estadounidense tuvieron contacto con la “Mafia del Cardenal Danneels”?

– Las transacciones monetarias internacionales con el Vaticano fueron suspendidas durante los últimos días antes de la renuncia del Papa Benedicto XVI. ¿Hubo alguna agencia gubernamental estadounidense involucrada en esto?

– ¿Por qué se reanudaron las transacciones monetarias internacionales el 12 de febrero de 2013, un día después de que Benedicto XVI anunciara su renuncia? ¿Era pura coincidencia?

– ¿Qué acciones, en su caso, fueron tomadas por John Podesta, Hillary Clinton y otros vinculados a la administración Obama que participaron en la discusión proponiendo el fomento de una “Primavera Católica”?

– ¿Cuál fue el propósito y la naturaleza de la reunión secreta entre el Vicepresidente Joseph Biden y el Papa Benedicto XVI en el Vaticano el 3 de junio de 2011?

– ¿Qué papeles fueron desempeñados por George Soros y otros financieros internacionales que pueden estar residiendo actualmente en el territorio de los Estados Unidos?”

La Mafia de San Gallen

El Cardenal retirado Godfried Danneels y arzobispo de Bruselas admitió ser parte de un grupo opuesto al Papa Benedicto XVI.

El 24 de septiembre de 2015 Edward Pentin escribió un artículo llamado “El Cardinal Danneels admite que es parte de un Club Mafia opuesto a Benedicto XVI” el cual fue publicado en el sitio web del National Catholic Register. Explicó el periodista que el Cardenal Godfried Danneels confesó en Septiembre de 2015 ser parte de una Mafia radical opuesta al Papa Benedicto. Pentin escribió que el cardenal Danneels le dijo al rey de Bélgica que firmara la ley del aborto en 1990. Este cardenal cree que el matrimonio entre personas del mismo sexo es algo positivo. Todo esto es en contra de la Biblia.

En la biografía autorizada del cardenal retirado Godfried Danneels se reveló su apoyo al aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y su oposición al Papa Benedicto.

Edward Pentin señaló que la llamada Mafia de San Gallen estaba compuesta entre otros obispos y cardenales por el cardenal alemán Walter Kasper, el obispo holandés Adriaan Van Luyn, el cardenal alemán Karl Lehman, el cardenal italiano Achille Silvestrini, el cardenal británico Basil Hume y el fallecido cardenal jesuita de Milán Carlo Maria Martini. Este grupo escogió al Papa marxista argentino Francisco con la ayuda de Obama, Soros, Hillary Clinton, John Podesta y otros. Todos estos religiosos son traidores, enemigos de Dios, de la verdadera religión y de la Iglesia de Jesucristo.

El cardenal Walter Kasper (izquierda) y el cardenal belga Godfried Danneels (derecha)

El cardenal Walter Kasper (izquierda) y el cardenal belga Godfried Danneels (derecha)

Cardenal Carlo Maria Martini y el Papa Benedicto XVI

El cardenal Carlo Maria Martini (1927-2012) perdió ser electo Papa contra el cardenal alemán Joseph Ratzinger, quien fue escogido y tomó el nombre de Benedicto XVI. Martini se reunió frecuentemente con el grupo de obispos y cardenales que se reunieron en la ciudad suiza de San Gallen para conspiran en contra del Papa Benedicto XVI.

El Papa Francisco apoya la teología de liberación

iEs muy triste observar como el Papa marxista argentino Francisco alabe y apoye a los religiosos de la teología de liberación. Una de las primeras decisiones que tomó el Papa Francisco fue levantarle el castigo impuesto por el Santo Papa Juan Pablo II a Miguel D’Escoto. El Papa Francisco ordenó que se le levantara el castigo al sacerdote comunista Miguel D’Escoto. Ahora este sacerdote comunista podrá regresar a su vida pastoral, sobre todo a la celebración de la misa y dar los sacramentos de la Iglesia Católica como la eucaristía y la confesión. Será muy difícil para los católicos fervientes y anticomunistas aceptar la comunión y mucho menos confesarse con este sacerdote americano-nicaragüense. Posteriormente el papa argentino invitó al comunista Miguel D’Escoto al Vaticano y lo recibió como un héroe.

El levantamiento del castigo por el Papa Francisco demostró al sandinista Miguel D’Escoto que estaba de acuerdo con su ideología y envió un mensaje equivocado de tolerancia y aceptación a los religiosos que practican la teología de liberación comunista instaurada por el Partido Comunista de la Unión Soviética. Cuando hizo esa decisión el Papa Francisco fue alabado por todos los religiosos marxistas que predican la teología de liberación a sus feligreses y ahora piensan que tienen un aliado en Vaticano.

D’Escoto pertenece a la Congregación Misionera Maryknoll que es famosa por pertenecer a la teología de liberación marxista de la Iglesia. Monjas de esta congregación han sido guerrilleras comunistas. D’Escoto fue ordenado sacerdote en Nueva York en 1961 y pronto se convirtió en uno de los exponentes de la teología de la liberación marxista. Su colaboración con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) comenzó en 1975 a través del Comité de Solidaridad en los Estados Unidos.

Tras el triunfo de la revolución comunista fue nombrado por el dictador comunista Daniel Ortega, aliado fuerte de Cuba comunista y de los otros países del ALBA, ministro de Relaciones Exteriores. Ocupó este cargo durante todo el primer mandato de los sandinistas. Miguel D’Escoto fue nombrado presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas y escogió al comunista-anarquista norteamericano Howard Zinn, autor de un libro marxista de historia estadounidense, como su asesor personal.

El sacerdote comunista Miguel D’Escoto, quien fue canciller del gobierno sandinista de Nicaragua y presidente de la Asamblea General de la ONU, fue rehabilitado por el Papa Francisco.

Su Santidad el Papa Juan Pablo II fue un gran anti comunista y enemigo acérrimo de la teología de liberación, que es la terrible ideología de algunos religiosos católicos que predican y siguen predicando el marxismo leninismo. Esta teología de liberación fue iniciada por la KGB de la Unión Soviética por órdenes de Nikita Khrushchev para penetrar la Iglesia Católica y avanzar el comunismo, sobre todo en Latinoamérica. En 1984, su Santidad el Papa Juan Pablo II suspendió al sacerdote comunista Miguel D’Escoto prohibiéndole que oficiar a misas o celebrar los sacramentos tales como la comunión y la confesión de los fieles.

El líder soviético Nikita Khrushchev abrazando a su amigo el dictador sanguinario Fidel Castro. Khrushchev creó en la KGB la teología de liberación marxista de la Iglesia para traer el comunismo a Latinoamérica en 1959.

Fueron el Papa polaco anticomunista Juan Pablo II y el cardenal Joseph Ratzinger, ahora emérito Papa Benedicto XVI, quienes emitieron una severa condena contra la teología de liberación expulsando de cargos y del ministerio a miles de sacerdotes en todo el mundo, algunos también en España y Latinoamérica. Los casos más sonados, ocurrieron en Nicaragua.

Papas anteriores condenaron el comunismo

El Papa Pio IX en su encíclica “Qui Pluribus” 1846, condenaron al comunismo ateo como una “doctrina nefasta”. El Papa León XIII en 1891 lo llamó. “un cáncer que busca destruir los fundamentos de la sociedad”. En 1937 el Papa Pio XI en “Divini Redemptoris” dijo que el comunismo era “intrínsecamente perverso”.

El Papa Pio XII excomulgó a los comunistas en 1949 con un decreto del Santo Oficio. A la Suprema Sagrada Congregación del Santo Oficio le ha sido preguntado lo siguiente sobre los comunistas:

“Primero: ¿Es lícito inscribirse en los partidos comunistas o favorecerlos?

Los eminentísimos y reverendísimos padres que tienen su cargo la defensa de lo que atacan a la fe y a las costumbres, habiendo escuchado el voto de los reverendísimos consultores, decretaron en sesión plenaria en cuarto lugar que se debía responder “no”, porque el comunismo es materialista y anticristiano, y sus jefes, aunque de palabra digan algunas veces que ellos no combaten la religión, sin embargo de hecho o con la doctrina, o con las obras, se muestran enemigos de Dios, de la verdadera religión y de la Iglesia de Jesucristo.

Segundo: ¿Es lícito publicar, propagar o leer libros, periódicos, diarios, folletos, etc. que favorezcan la doctrina y las actividades comunistas o escribir en ellos?

Contestación de la Congregación del Santo Oficio: No, como cosa que está prohibida por el derecho mismo.

Tercero: ¿Pueden ser admitidos a la recepción de los santos sacramentos aquellos fieles que conscientes y libremente hayan realizado aquellos actos de los que hablan los números 1 y 2?

Contestación de la Congregación del Santo Oficio: No, de acuerdo con los principios ordinarios sobre la anulación de los Santos Sacramentos a quien no tiene las disposiciones necesarias para recibirlos.

Cuarto: Los fieles que profesan la doctrina comunista y principalmente los que la defienden y propagan, ¿incurren ipso facto en la excomunión reservada especialmente a la Sede Apostólica, como apóstatas de la fe católica?

Contestación de la Congregación del Santo Oficio: Si.

El Papa Francisco y su apoyo a los Movimientos Populares comunistas

El Papa Francisco atacó el capitalismo y la propiedad privada en una reunión de comunistas de Latinoamérica en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia en el 2015.

El Papa Francisco visitó Ecuador, Bolivia, ambas naciones gobernadas por presidentes marxistas, y Paraguay. El viaje comenzó el 5 de julio de 2015 desde Roma y pronunció 22 discursos, algunos de ellos como de costumbre, atacando al capitalismo, la economía de mercado libre, la propiedad privada y elogiando el socialismo. Tristemente los periódicos católicos del sur de la Florida publicados por la archidiócesis en inglés y español siguen encubriendo los discursos anti capitalistas y en contra de la propiedad privada del papa marxista argentino para no ofender los miles de feligreses que han sufrido tanto por el comunismo totalitario y sanguinario en sus países de origen como Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Ecuador. Pero eventualmente la verdad no se podrá ocultar más. ¡Es muy triste que el Vaticano haya sido completamente infiltrado por el comunismo y el Nuevo Orden Mundial!

El 9 de julio de 2015, el Papa Francisco se presentó en el encuentro de Movimientos Populares (comunistas de varios países) en Santa Cruz de la Sierra donde pronunció un encendido discurso. El año anterior el Papa argentino recibió a Evo Morales y a otros líderes comunistas de Latinoamérica de los Movimientos Populares en el Vaticano. En el 2015 viajó a Bolivia a un segundo encuentro con estos líderes comunistas.

No habló de ningún tema específicamente espiritual, como cabría esperar del Vicario de Jesucristo, se concentró exclusivamente en atacar el capitalismo y la propiedad privada con frases que impactan, pero cuya objetividad en los hechos necesitaría ser demostrada. El papa argentino dijo lo siguiente: “La casa común de todos nosotros está siendo saqueada, devastada, vejada impunemente. Se está castigando a la Tierra, a los pueblos y a las personas de un modo casi salvaje. Este sistema (el capitalismo y la economía de mercado que Francisco odia con pasión) ya no se aguanta. No basta con dejar caer algunas gotas cuando los pobres agitan esa copa que nunca derrama por sí sola.”

El discurso del Papa marxista argentino Francisco fue muy aplaudido por líderes marxistas y seguidores de la teología de la liberación. Entre ellos el presidente socialista Evo Morales, –quien se presentó ante el Papa vistiendo una casaca con un diseño del sanguinario Che Guevara. Otros comunistas en la reunión fueron el brasileño Juan Pedro Stédile, dirigente del Movimiento Sin Tierra (MST), que promueve desde hace décadas la violencia revolucionaria en el campo brasileño, y el trotskista argentino Juan Grabois, especialista en agitación urbana en las periferias de Buenos Aires.

Los que escucharon al papa marxista argentino figuran entre los peores y más radicales exponentes de ideologías revolucionarias en América Latina, remanentes del comunismo. No obstante el Papa Francisco los trató como si fueran los mejores entre los mejores, asegurando que sus actos estarían motivados por el amor fraterno, que serían promotores de un cambio positivo en la sociedad, y que estarían realizando una auténtica labor de poetas sociales. ¿Pueden acaso considerarse la lucha de clases y la violencia poesía social?” Inclusive el Pontífice Francisco alentó a esos comunistas los cuales muchos son ateos, diciéndoles que comparte la fe con ellos. El Papa Francisco les dijo Nuestra fe es revolucionaria y que los he llevado en mi corazón.

Los comunistas en la audiencia y los no presentes en la reunión van a interpretar estas palabras como un apoyo total del Vaticano a la lucha de clases y la destrucción del sistema capitalista que es el que más ha eliminado la pobreza en el mundo. Los ataques constantes del Papa Francisco contra el libre mercado y la propiedad privada son extremadamente alarmantes para este escritor que es un católico practicante y para millones de fieles católicos a través del mundo.

El Papa Pablo VI quien fue declarado beato por haber hecho un milagro dijo una vez, “El humo del diablo ha entrado por algún agujero en el Templo de Dios (el Vaticano)”. ¿Se referiría al comunismo con la teología de liberación que penetraba y domina al Vaticano de hoy?

Conclusión
No me cansaré de denunciar a la teología de liberación marxista apoyada por el papa argentino y los cardenales que lo eligieron. Todos los católicos practicantes tenemos que defender nuestra religión de la diabólica infiltración comunista como muchos papas anteriores lo hicieron. El humo del diablo del comunismo tiene que ser expulsado de la Santa Seda una vez y para siempre. Debemos informar primero y después resistir la teología de liberación que se ha metido en el Vaticano.

Es muy alarmante para millones de católicos por todo el mundo y para mi ver como tantos obispos y cardenales europeos apoyan el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo cuando ambas cosas lo prohíben la Santa Biblia y la doctrina católica. No me sorprende que supuestos católicos globalistas del partido Demócrata, como Joe Biden, Nancy Pelosi, y Jerry Brown, además del irlandés Peter Sutherland también apoyen el aborto, uso de baños por los transgéneros y el matrimonio gay. Estas personas no son católicas de verdad.

El dictador sanguinario Raúl Castro, cuyo régimen ha fusilado a más de 17,000 niños, mujeres y hombres, encarcelado y torturado a más de 300,000 y es responsable por los miles de muertos tratando de escapar de la isla prisión por el mar, se reunió con el Papa marxista Francisco en el Vaticano.

Para un católico practicante como yo es muy triste ver como comunistas y globalistas del Nuevo Orden Mundial con la ayuda del gobierno de Obama, sus aliados y la corrupta Mafia de San Gallen derrocaron al Papa conservador alemán Benedicto XVI para sustituirlo con el Papa marxista y globalista Francisco. La investigación que el grupo de líderes católicos está pidiendo al presidente Trump debe ser de interés no sólo para los católicos de Estados Unidos y del mundo entero, sino también para los ateos y los de otras religiones en el planeta.

América estuvo involucrada en varios golpes de estado por el mundo con el comunista y musulmán oculto presidente quien nos gobernó durante ocho años. Se debe nombrar un Special Counsel para investigar tantos crímenes de ese gobierno anterior.

El 8 de julio de 2015 el presidente comunista de Bolivia Evo Morales le regaló una cruz sacrílega conformada por una hoz y un martillo con la imagen de Jesucristo en la cruz al Papa marxista Francisco en La Paz, Bolivia.

El papa argentino en vez de rechazar ese crucifijo monstruoso y vergonzoso sonrío y lo aceptó con mucho gusto. El crucifijo es réplica del original diseñado por el comunista jesuita Luis Espinal, quien fue asesinado en 1980 presuntamente por paramilitares.

Al regresar al Vaticano le preguntaron porque acepto ese regalo tan extraño. El papa argentino llamó a la cruz sacrílega “arte de protesta” y dijo que lo guardaría en el Vaticano. El Papa Francisco se ha reunido varias veces con los líderes comunistas más importantes de América Latina en el Vaticano y América del Sur de los llamados Movimientos populares.

El diabólico George Soros, quién donó recientemente $18 billones a muchas organizaciones marxistas y radicales para destruir la presidencia de Donald Trump, ahora se descubre como trabajó con el radical presidente Barack Obama y la secretaria de Estado Hillary Clinton para dar un golpe de estado en el Vaticano. Aparte de escoger al Papa marxista Francisco como líder mundial del socialismo del Nuevo Orden Mundial, el otro objetivo era desvirtuar la doctrina y destruir principios y valores la Iglesia Católica.

La investigación debe comenzar de inmediato por el departamento de Justicia y el FBI y deben de encausar a todos los que participaron en el golpe de estado al Vaticano y los que trabajaron con el ex presidente Barack Obama para destabilizar el Medio Oriente con guerras civiles donde ciento de miles han muerto y millones han abandonado sus hogares.