Un discurso que muchos tomaron como el lanzamiento no oficial de su candidatura a la presidencia de los EEUU, de cara a las próximas elecciones de 2020, fue tomado por Wall Street como un incentivo para salir a apoyar a Weight Watchers, empresa que ofrece soluciones para bajar de peso y de la cual Oprah Winfrey es su principal portavoz.

La firma reconocida por lograr que personas con sobrepeso puedan recuperar una figura saludable vio el lunes cómo sus acciones se disparaban en el mercado de valores, al cerrar con una valuación de USD 52,62 por acción, o lo que equivale a un aumento para nada despreciable del 12 por ciento.

El discurso de Oprah ocasionó que la cadena NBC manifestará su apoyo a la probable candidata demócrata para 2020. El propio presidente Trump se declaró admirador de la presentadora, al igual que su hija Ivanka, quien fue criticada por apoyarla tras la entrega de premios del domingo

El discurso de Oprah ocasionó que la cadena NBC manifestará su apoyo a la probable candidata demócrata para 2020. El propio presidente Trump se declaró admirador de la presentadora, al igual que su hija Ivanka, quien fue criticada por apoyarla tras la entrega de premios del domingo.

La estrella de 63 años se convirtió en la dueña del 10 por ciento de Weight Watchers tras firmar un contrato como embajadora en octubre de 2015, una decisión de negocios que habría sido una de las más acertadas de su carrera.

Desde ese momento, sus acciones han crecido un 600 por ciento, y solo el salto postdiscurso del lunes le ha representado un incremento de USD 40 millones a su ya abultada fortuna personal, calculada por Bloomberg en USD 3.600 millones.

La semana pasada la empresa firmó contrato con el reconocido productor musical DJ Khaled, quien se convertirá en embajador para redes sociales de la firma gracias a su enorme popularidad entre las nuevas generaciones que luchan contra una verdadera epidemia de obesidad a nivel nacional.

El inspirador discurso ofrecido sobre el escenario de los Globos de Oro tras recibir el galardón a la trayectoria no solo capturó la atención de los medios, al ser reconocido por su contenido social y poder de llegada, sino que, además, hizo que muchos dieran por sentado que la popular presentadora de televisión y empresaria de los medios se convertirá en la candidata por el partido demócrata para las próximas elecciones presidenciales.

Según reportes de la CNN, Winfrey habría estado “considerando activamente” los últimos meses postularse para presidente, a pesar de que una vez finalizada la entrega de premios del pasado domingo lo volvió a negar, independientemente de asegurar ante una audiencia de 19 millones de personas que se “acerca un nuevo día” en lo que respecta a temas raciales, de género y a la lucha por la igualdad.