Ante la posibilidad de que los Estados Unidos reconozcan a Jerusalén como la capital de Israel, trasladando su embajada de Tel Aviv a la santa ciudad, los terroristas de la Yihad Islámica instaron a los palestinos a unirse contra el presidente norteamericano Donald Trump.

Davoud Shihab, portavoz del grupo extremista, fue el encargado de realizar el llamado y señaló que sería una “decisión hostil” de parte de la Casa Blanca.

En esa línea, pidió a los palestinos “preservar su unidad” ante la posible decisión que tomará Trump en los próximos días, según consigna la cadena Tasnim News.

El presidente estadounidense debe decidir si traslada o no la embajada de su país en Israel de Tel Aviv a Jerusalén y si realiza un eventual reconocimiento de esa ciudad como capital.

El mandatario ya habló con el presidente palestino Mahmud Abbas, pero según Sarah Huckabee Sanders, portavoz de la Casa Blanca, “es probable que haya otras llamadas a líderes extranjeros hoy”. De hecho, Trump prevé hablar por teléfono con los principales líderes de Medio Oriente, incluidos el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el rey jordano Abdalá II, antes de anunciar si decide reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

Davoud Shihab, portavoz de la Yihad Islámica

Davoud Shihab, portavoz de la Yihad Islámica

“Trump informó al líder palestino, Mahmud Abbas, de su intención de transferir la embajada de los Estados Unidos” en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, afirmó la presidencia palestina después de una conversación telefónica entre ambos dirigentes.

Ayer, la Casa Blanca anunció que Trump se saltaría la fecha límite para decidir sobre el eventual traslado de la embajada, tras 48 horas frenéticas de advertencias públicas por parte de los aliados y conversaciones telefónicas privadas con líderes mundiales.

Incluso se ha llegado a sugerir no trasladar la legación estadounidense, pero sí reconocer a Jerusalén como capital del Estado hebreo.

Israel reclama la ciudad entera como su capital indivisible, mientras que los palestinos aspiran a que el este de la ciudad sea la capital de su futuro Estado. El estatus de Jerusalén se encuentra entre los problemas más difíciles de resolver en el conflicto palestino-israelí.

La Yihad Islámica, por su parte, junto al otro grupo terrorista palestino, Hamas, permanentemente amenaza con “eliminar” el Estado de Israel.