December 18, 2017

Ilegítimo Tribunal Supremo De Venezuela Viaja A Cuba Para “aprender” De Dictadura Castrista.

Mientras Venezuela figura como el país del mundo con menor confianza en la Justicia, Cuba ni aparece en el rankig Rule of Law , por ser considerado un sistema dictatorial.(Twitter)

El presidente del ilegítimo y chavista Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Maikel Moreno, viajó a Cuba para reunirse con magistrados de la isla con el fin de obtener una “capacitación técnico-profesional” sobre dicho sistema de “justicia” dictatorial.

Como si el Tribunal Supremo Popular de Cuba (TSP) fuera el mejor ejemplo en materia judicial, el ilegítimo magistrado firmó un convenio como parte del “tercer acuerdo de cooperación”. Este acuerdo prevé capacitación y formación del personal jurídico de ambos países mediante intercambios técnicos.

Aunque la Constitución de Venezuela establece que el Poder Judicial debe ser imparcial y sin ninguna afinidad política, el ilegítimo TSJ del país suramericano ha mostrado en reiteradas oportunidades su respaldo al chavismo; tal y como sucede con el castrismo en el sistema penal de Cuba.

Por su parte, Pedro Toconis, magistrado del legítimo TSJ que se encuentra en el exilio tras la persecución por parte del régimen de Nicolás Maduro, señaló que en Cuba el sistema de justicia no tiene nada bueno para aportar debido a que ese país “son expertos en violación de derechos humanos”.

Como en Venezuela: en Cuba el sistema de “justicia” es de la dictadura

De acuerdo con el abogado cubano Nelson Rodríguez Chartrand, los jueces en Cuba se han convertido en “soldados de la revolución”; tanto así que el presidente de la Máxima Corte cubana, Rubén Remigio Ferro, fue miembro activo de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), organización liderada por Fidel Castro.

En su columna publicada por PanAm Post, Chartrand describió cómo se maneja la “justicia” en la isla:

“En Cuba el servicio de defensa jurídica sólo puede ser ejercido por abogados que pertenezcan a  los llamados Bufetes Colectivos, es decir, a una organización diseñada por el Gobierno para hacer creer que el pueblo cubano tiene garantizada su defensa ante cualquier injusticia, eso es, abogados escogidos por los dictadores, los demás abogados graduados de las mismas universidades, salidos de las mismas aulas, no pueden ejercer ese servicio, ni para ellos mismos”.

En Venezuela sucedió algo similar tras la selección de los ilegítimos magistrados que hoy fungen en sus cargos en el Tribunal Supremo de Justicia a pesar de haber sido destituidos por la Asamblea Nacional de Venezuela.

A finales de 2015, la Asamblea Nacional de mayoría chavista eligió de forma ilegal a los 33 magistrados que, en su mayoría, no contaban con los requisitos pertinentes para el ejercicio del cargo.

La Constitución establece que para poder ser magistrado se requiere tener 15 años en la carrera judicial como juez titular, tener 15 años de docencia académica en el área de Derecho como profesor titular o tener 15 años de ejercicio profesional comprobado y previamente acreditado por el Colegio de abogados correspondiente. Pero en ese ilegítimo TSJ hay exministros, exdiputados, candidatos derrotados y militantes chavistas. Además el mismo Maikel Moreno, es un delincuente y expresidiario confeso.

Moreno ingresó a las páginas judiciales en 1989 cuando fue declarado culpable por la muerte de Rubén Gil Márquez, mientras cumplía labores como oficial de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip).

Moreno solo estuvo un año en prisión luego de haberle sido concedido un beneficio procesal en 1990. Luego de tres meses, ingresó al Poder Judicial con el cargo de secretario de un juzgado en Caracas, teniendo en su historial universitario solo el primer semestre de derecho en la Universidad Santa María, recinto académico en el que se graduó en 1995.

Según investigaciones, Moreno también ha sido señalado por “forjar actas y documentos procesales”, hecho desestimado por la Sala Penal del máximo tribunal de país.

Además aparece en las actas procesales del asesinato del fallecido fiscal Danilo Anderson, específicamente en las entrevistas realizadas a los amigos del fiscal fallecido, que aseguraron haberlo visto “la misma noche del asesinato repartiéndose el dinero de una caja fuerte que tenía Anderson”.

Cabe destacar que el pasado 21 de julio, tal y como lo establece la Constitución de Venezuela, la Asamblea Nacional de mayoría opositora buscó revertir la designación “exprés” de los magistrados chavistas, por lo que designó y juramentó a nuevos integrantes del poder judicial, que previamente se sometieron ante un Comité de Postulaciones.

Sin embargo, apenas horas después del acto, la dictadura de Maduro los desconoció y acusó de usurpar funciones del poder judicial chavista. Ahora la mayoría de ellos se encuentran en el exilio y desde otras fronteras han emitido sentencias contra la dictadura.

Venezuela – Corea del Norte

El régimen de Venezuela ha decidido asesorarse con los naciones que se han convertido en los peores ejemplos a seguir. Así como lo hizo con Cuba en materia de Justicia, lo hizo también con Corea del Norte en materia económica.

El pasado representante del Banco Central de Venezuela (BCV) y de la dictadura norcoreana se reunieron para “intercambiar vivencias en la defensa y construcción del socialismo”.

El director del BCV Banco Central de Venezuela propuso imitar el aislamiento socialista de Norcorea.

Fuente: PanamPost