January 23, 2018

EE.UU. Y Cuba Vuelven A Hablar De Inmigración.

Representantes de ambas delegaciones -EE.UU. y Cuba- señalaron estar dispuestos a continuar con este tipo de conversaciones sobre asuntos de inmigración entre ambos países.

Representantes de ambas delegaciones -EE.UU. y Cuba- señalaron estar dispuestos a continuar con este tipo de conversaciones sobre asuntos de inmigración entre ambos países.

Estados Unidos y Cuban volvieron a sentarse para hablar de inmigración.

Miembros de las delegaciones de ambos países sostuvieron el lunes la 31ª Conferencia de Migración semestral en la que resaltaron la reducción significativa de inmigración irregular de Cuba hacia EE.UU. desde la implementación de la declaración conjunta firmada en enero de 2017.

Según las últimas estadísticas, la detención de inmigrantes cubanos en los puertos de entrada estadounidense disminuyó en 64 por ciento del año fiscal 2016 al año fiscal 2017 y las incautaciones marítimas de inmigrantes cubanos tratando de llegar a suelo estadounidense también bajaron en un 71 por ciento.

Durante la reunión, EE.UU. confirmó que estas cifras cumplen con su compromiso anual en el año fiscal 2017 de facilitar la inmigración legal a través de la emisión de un mínimo de 20 mil documentos bajo los Acuerdos de Inmigración para cubanos que desean venir legalmente a EE.UU.

Al respecto, los representantes de Cuba instaron al gobierno estadounidense a cumplir su compromiso de emitir no menos de 20 mil documentos de viaje anuales a ciudadanos cubanos para emigrar a ese país. Al mismo tiempo, trasladó una vez más su preocupación por la vigencia de la Ley de Ajuste Cubano, que señalan sigue siendo un estímulo a la emigración irregular y cuya derogación será esencial para alcanzar relaciones migratorias normales entre ambos países.

La delegación estadounidense integrada por el subsecretario de Estado adjunto para asuntos del hemisferio occidental, John Creamer, y el subsecretario de Estado adjunto para asuntos consulares, Ed Ramotowski también planteó la necesidad de una mayor cooperación del gobierno de Cuba en el retorno de los cubanos con órdenes finales de deportación de Estados Unidos.

La delegación cubana,liderada por Josefina Vidal, directora general para Estados Unidos del ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba también mencionó el “impacto negativo” de la suspensión del otorgamiento de visas en el consulado de EE.UU. en La Habana ya sea para visitar o emigrar a EE.UU.

También lea: EE.UU. endurece las sanciones a Cuba

Asimismo la delegación cubana reiteró su rechazo a la expulsión “arbitraria” de un grupo importante de funcionarios de la embajada de Cuba en Washington, lo cual considera el gobierno cubano que ha afectado el funcionamiento de la misión diplomática, en particular del consulado y los servicios que este presta a los cubanos residentes en Estados Unidos, así como la atención a los ciudadanos estadounidenses que mantienen interés en viajar a Cuba.

Las conversaciones sobre inmigración que comenzaron en 1995, brindan un foro para que Estados Unidos y Cuba revisen y coordinen los esfuerzos para garantizar una migración segura, legal y ordenada entre Cuba y Estados Unidos. Las conversaciones se realizaron por última vez en abril de 2017.

Ambas delegaciones reafirmaron su disposición a continuar con estas rondas de conversaciones sobre asuntos de inmigración que afectan las relaciones entre ambos países.