(Reuters)

(Reuters)

La Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York declaró culpables a Luis Díaz Jr. y Luis Javier Díaz -padre e hijo- de ayudar a funcionarios chavistas a lavar más de 100 millones de dólares en Miami.

Los acusados fueron juzgados por los siguientes cargos: conspiración para operar un negocio de transmisión de dinero sin licenci; operar un negocio de transmisión de dinero sin licencia; conspiración para cometer lavado de dinero; y lavado de dinero internacional.

De acuerdo al jurado, conformado por diez mujeres y dos hombres, Luis Díaz Jr., de 75 años, es culpable de los cuatro cargos, por lo que enfrenta una condena de 50 años. Su hijo, de 50 años, por su parte, podría ser sentenciado a 25 años por operar un negocio de transmisión de dinero sin licencia, y por lavado internacional.

El caso fue supervisado por la Oficina de la Unidad de Lavado de Dinero y Decomiso de Activos del gobierno federal, mientras que la acusación estuvo a cargo de los fiscales auxiliares de Estados Unidos, Edward B. Diskant, Daniel M. Tracer y Jennifer L. Gachiri, según reporta en su portal la periodista venezolana Maibort Petit.

El hermano de Rafael Ramírez se encuentra entre los implicados

El hermano de Rafael Ramírez se encuentra entre los implicados

Los Díaz utilizaron durante más de una década su empresa “Miami Equipment & Export”, dedicada a la venta de materiales de construcción, para lavar más de 100 millones de dólares de varias compañías venezolanas. A su vez, triangulaban pagos de sobornos a funcionarios de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, que poseen cuentas en paraísos fiscales.

Nervis Villalobos Cárdenas, ex viceministro de Energía Eléctrica del gobierno de Chávez; Fidel Ramírez Carreño, hermano del embajador en la ONU Rafael Ramírez Carreño; Enrique Rafael Cid Montes, asesor del ex ministro de Energía y Minas, Jesse Chacón; Mario Vega Pérez (Ingeniero empleado de Cadafe); José Luis Léon; Teddy Peralta (Ingeniero Electricista de Cadafe); José V. Rangel Mendoza y Ali  Enrique Matute Tovar (CorpoElec y Cadafe), son algunos de los funcionarios implicados.

Los dueños del Consorcio KCT Cumaná Internacional III, la compañía que más dinero lavó, usaron la empresa de los Díaz para desviar fondos provenientes de contratos fraudulentos y a través del pago de sobornos a funcionarios de empresas públicas, tales como Pdvsa, Cadafe y Corpoelec, reveló Petit.

Enrique Padrella, Antonio Padrin, Blas Herrera, Antonio Herrera (hermano de Blas Herrera KCT), Ariano Martín (KCT), Elisbert Becerra Guzmán (Secretaria de Blas Herrera); José Miguel García (KCT), César Cardozo (Cielemca CA), José Garantón (Cielemca CA), son algunos de los dueños de KCT.

La investigación federal fue realizada por la Unidad de Investigaciones del Departamento de Seguridad de los Estados Unidos, la agencia antidroga DEA, el Departamento de Policía de Englewood, Nueva Jersey y la Fuerza de Tarea para la Aplicación de la Seguridad en la Frontera de EEUU.