December 18, 2017

Acérrimo Chavista Explota En Televisión: “Es Insoportable El Costo De Vida En Venezuela”

Con una decoración navideña de fondo, Rangel señaló que es “imposible callar” ante la crítica situación. (Muro de la verguenza)

Por primera vez un acérrimo chavista y quien fuera en algún momento la “mano derecha” de Hugo Chávez admitió la crisis económica que enfrentan los venezolanos a tal punto de “explotar” en su programa televisivo.

Se trata del periodista y exvicepresidente José Vicente Rangel, quien ha sido un incondicional del chavismo y hasta del mismo Nicolás Maduro; pues este domingo 19 de noviembre y contra todo pronóstico afirmó que es “insoportable el costo de la vida” en Venezuela.

Con una decoración navideña de fondo, Rangel no hizo referencia a una supuesta “guerra económica” de la oligarquía y el imperialismo, la tradicional excusa del chavismo. Por el contrario, señaló que es “imposible callar” ante la crítica situación.

Rangel, de 88 años, resaltó que en Venezuela existe un fenómeno que azota por igual a todos los habitantes del país, “sin excepción, sin distingos sociales y políticos”.

“Los venezolanos estamos contra la pared, no hay ingreso, sueldo o salario que soporte los incrementos de los precios de los artículos de primera necesidad, o bien la dramática situación que se plantea con los medicamentos”; señaló Rangel en un corto editorial en su programa.

Rangel se preguntó: “¿Qué justifica que en cuestión de horas se multiplique en el mercado el valor del queso, la carne, el arroz o cualquier otro alimento y que lo mismo ocurra con los repuestos de vehículos?”

“Lo que sucede en el país no tiene explicación y lo confirma el silencio que existe a la hora de ensayar algunas cada vez mas retorcidas y forjadas en el universo de la fábula. Ninguna convence, ni la que dan los voceros del Gobierno, ni las que dan los empresarios”, comentó.

Rangel en su editorial aseguró que no hay políticas claras ni apropiadas y que es “imposible vivir de ilusiones y promesas frustradas”.

Además de vicepresidente, José Vicente Rangel fue ministro de Relaciones Exteriores y ministro de Defensa durante el mandato de Hugo Chávez.

Y es que en Venezuela se ha hecho imposible ocultar la situación que pone “en jaque” la cotidianidad de los venezolanos; la inflación en el país suramericano es la más alta del mundo y los salarios son los más bajos de la región. A esto se suma la escasez de alimentos y medicamentos que supera el 90% y que día a día acaba con la vida de ciudadanos desnutridos o enfermos de gravedad sin tratamiento.

 Venezolanos viven para comer

Hablar de calidad de vida en Venezuela es una utopía, pues donde se necesitan al menos 20 salarios mínimos al mes para comer lo que existe es puro instinto de supervivencia.

Esta situación, como dijo el chavista Rangel, pone a los ciudadanos “contra la pared”. Un venezolano recibe en promedio USD $2,20 mensuales como sueldo mínimo, mientras los precios de los productos y alimentos básicos se encuentran en bolívares, pero calculados al dólar no oficial o negro.

En diciembre el gasto en comida puede llegar a ser de USD $150 en un país donde el ingreso mensual es de US$ 2.

Hay que preguntarse cómo hace un padre de familia para mantener a sus hijos bien alimentados, cómo les paga los estudios y además los gastos en salud, ya para nadie es un secreto que una gran cantidad de venezolanos, desesperados, deciden hurgar en la basura para poder “alimentarse”.

La organización humanitaria católica Caritas prevé que alrededor de 300.000 niños corren el riesgo de morir por desnutrición en Venezuela.

“La desnutrición infantil grave ha llegado al 15 % en el mes de agosto pasado, por lo que declaramos la emergencia humanitaria. Y el 33 % de la población infantil ya presenta retardo en el crecimiento. Este daño tanto físico como mental les acompañará toda su vida. Es irreversible ya. Están condenados a ser retardados”, dijo Susana Rafalli, representante de la ONG.

Otro factor más de sobrevivir en Venezuela tiene que ver con la escasez de medicamentos: pacientes enfermos de gravedad pasan sus últimas horas de vida implorando por medicinas para sus tratamientos.

Tal fue el caso del cantante Adrián Guacarán, quien cantó al papa Juan Pablo II en 1985 y que perdió la batalla por la falta de medicinas para tratar la insuficiencia renal que padecía.

El pasado 6 de noviembre Guacarán publicó su último tuit en el cual pedía ayuda para conseguir sus medicamentos.

Lo mismo sucedió con Belkis Solórzano, una ciudadana que solo vivió para dar su testimonio en redes sociales y para solicitar medicamentos, pues murió esa misma noche en que grabó el video.

Como ellos, son miles los venezolanos que esperan la ayuda tras las redes sociales, porque no consiguen otro modo de adquirir sus medicamentos ni los ingresos necesarios para cubrir sus tratamientos.

De acuerdo con la ONG Codevida, 4 millones de venezolanos necesitan medicamentos que no se consiguen; sobretodo un total de 3.500 trasplantados que no han podido continuar con sus tratamientos y han perdido la vida.

Fuente: PanamPost