December 15, 2017

A Punto De Desaparecer Los Subsidios Para El Obamacare.

MIAMI.- El presidente Donald Trump planea acabar con los subsidios del Obamacare y el Congreso no tiene otra opción que hacer lo que no ha hecho: buscar una solución para los más de seis millones de personas que podrían quedar sin cuidado médico en el país.

Entretanto, las fiscalías de California, Massachusetts, Kentucky y Connecticut anunciaron una demanda conjunta por la decisión del Gobierno federal de suspender los subsidios a las aseguradoras de cobertura sanitaria amparados en Obamacare, según reportó la agencia de noticias EFE.

Las subvenciones, que tienen un valor estimado de 7.000 millones de dólares este año y se pagan en cuotas mensuales, pueden cesar en cualquier momento ya que el Congreso no ha aprobado los fondos necesarios para continuar el programa.

Los expertos auguran que esta supresión de los fondos supondrá un fuerte golpe el Obamacare, pero el impacto podría ser menos severo de lo que hubiera sido hace unos meses, pues muchas aseguradoras habían tasado los planes del próximo año por lo alto, temiendo que Trump confirmara su amenaza de retirar esta financiación.

El fiscal californiano, Xavier Becerra, dijo en rueda de prensa que la acción presidencial anunciada este jueves es un “sabotaje, simple y llanamente” a la actual ley de salud de Estados Unidos, promulgada por su predecesor, Barack Obama, tras sucesivos fracasos republicanos para aprobar una nueva reforma en el Congreso.

Becerra dijo que esta decisión, que supone un gran revés para los mercados del sector, quita “dinero de los bolsillos de seis millones de estadounidenses”.

El anuncio de la acción legal fue hecho conjuntamente con los fiscales generales de Kentucky, Andy Beshear; Massachusetts, Maura Healey y Connecticut, George Jepsen.

“Para mí y para la gente de Kentucky esta acción no se relaciona con la ley de salud sino con la promesa de ayudar a las personas a que tengan su seguro de salud”, dijo Beshear.

Para Healey, la decisión presidencial no sólo “trae caos al mercado de seguros sino que está saboteando la ley de salud”.

El tuit

El nombre de Trump volvió a dominar los titulares de prensa, luego que el Presidente envió un llamativo tuit que puso a muchos a mirarse mutuamente.

“El Obamacare de los demócratas está colapsando. El pago masivo de subsidios a sus compañías de seguros para mascotas han cesado. Los demócratas deben llamarme para arreglar el problema”, escribió Trump en su cuenta Twitter.

“Con base a la orientación del Departamento de Justicia, el Departamento de Salud y Servicios Humanos ha llegado a la conclusión de que no hay fondos para los pagos de reducción de costes compartidos con las compañías de seguros bajo Obamacare”, anunció la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en un comunicado que fue reproducido por EFE.

“A la luz de este análisis, el Gobierno no puede legalmente hacer los pagos de reducción de costos compartidos. La Cámara de Representantes de Estados Unidos demandó a la Administración anterior ante un tribunal federal por hacer estos pagos sin tal asignación, y el tribunal acordó que los pagos no eran lícitos”, argumentó.

Esta medida se suma a la orden ejecutiva firmada por Trump el jueves para relajar algunos de los requisitos de Obamacare y empezar por su cuenta el desmantelamiento de esa ley de salud promulgada por su predecesor, Barack Obama, tras sucesivos fracasos republicanos para aprobar una nueva reforma en el Congreso.

Pese a que la derogación y sustitución de Obamacare fue una de las promesas de campaña de Trump, hasta ahora los republicanos no han sido capaces de aprobar una nueva ley de salud en el Congreso, aunque que tienen el control de ambas cámaras.

Demócratas

Los demócratas tampoco han logrado coordinar un paso de avance que incluya a ambos partidos y ante el anuncio de la Casa Blanca, los líderes demócratas del Congreso, Nancy Pelosi, de la Cámara de Representantes; y Chuck Schumer, del Senado, lamentaron y condenaron la postura de Trump.

“Lamentablemente, en lugar de trabajar para reducir los costos de salud, parece que el presidente Trump aumentará las primas de salud sin ayuda de nadie”, apuntaron en un comunicado conjunto.

“Es un acto rencoroso de sabotaje vasto y sin sentido dirigido a las familias trabajadoras y la clase media en todos los rincones de EEUU. No se equivoquen al respecto, Trump tratará de culpar a la Ley del Cuidado de Salud Asequible, pero esto recaerá sobre sus espaldas y pagará el precio por ello”, agregaron.

Republicanos

Mientras tanto, varios importantes republicanos, incluyendo el congresista Kevin Brady y el senador Lamar Alexander, que presiden los comités de asuntos del hogar y la salud, respectivamente, exhortaron a encontrar una solución rápida para acabar con la incertidumbre que se avecina.

El senador Alexander ha mantenido serias conversaciones con su compañera demócrata de mesa, la senadora Patty Murray, para lograr un acuerdo que provea los fondos necesarios para mantener los subsidios por dos años más, a cambio de mayor flexibilidad para los estados acordar sus planes de seguro.

Sin embargo, hasta ahora, esas negociaciones siguen sin alcanzar un final feliz, al mismo tiempo que aumenta las interrogantes, tanto entre los representantes como los senadores, acerca de la posibilidad de que una propuesta como esa pueda llegar a ser discutida en el pleno. Prevalece, con razones muy disímiles, la oposición a cambiar o resolver los problemas del Obamacare.

“Bajo ninguna circunstancia el Congreso debe intentar expandir el Obamacare”, tuiteó el congresista republicano Mark Walker, de Carolina del Norte. “Al contrario, el Congreso tiene que cumplir con la promesa de derogar y reemplazar el Obamacare con un plan destinado al paciente y la calidad”.

Por ello, y mucho más, el mlamentaes de diciembre podría traer un fuerte debate.

“Cortar los subsidios de salud significaría un número mayor de desprotegidos en mi distrito”, comentó la congresista republicana de la Florida Ileana Ros-Lehtinen. “El Presidente prometió más seguro y cobertura asequible. Esta medida produce exactamente lo opuesto”, añadió la legisladora, quien anunció que no recurrirá a la reelección al final de su mandato el próximo año.

Por otra parte, es probable que los demócratas demanden financiar cualquier paquete de gasto necesario para mantener al gobierno operando el 8 de diciembre, cuando comienza el nuevo período de gastos.

A esto sumemos los asuntos pendientes que tienen enfrentados a demócratas, republicanos y la Casa Blanca, en una especie de guerrilla tripartita que quita el sueño a millones de personas en el país: la propuesta de gastos y limitaciones, el futuro del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), además de los problemas internos del Gobierno de Donald Trump, las amenazas de Corea del Norte y el tratado nuclear con Irán.

Fuente: Diario Las Américas